viernes, junio 10, 2016

CAPITÁN INTRÉPIDO, EL (Il segno di Zorro) (Duel in Rio Grande) (Italia, Francia, España; 1963) Aventuras






Director: Mario Caiano
---
Intérpretes PrincipalesSean Flynn, Folco Lulli, Gaby André, Enrique Diosdado, Armando Calvo, Helga Liné, Carlo Tamberlani, Mino Doro, Yvette Lebon, Danielle De Metz, Mario Petri, Gisella Monaldi, Ugo Sasso, Piero Lulli, Tony Soler, José Canalejas, Walter Barnes.
---



ArgumentoEn la época del virreinato español en México, Ramón, hombre de sangre medio vasca y medio castellana, viaja a México junto con su criado José, al saber que su padre del que no sabía nada pues de niño le dijo su querida madre que había muerto, está en grave peligro. 
Una vez allí, descubre que ha sido asesinado y que en su palacio ahora vive el general Rodríguez Ortega. Ramón, desconcertado, decide aclarar los motivos de su muerte.
---



Mi opiniónMediocre pero decididamente simpática y sobre todo bastante curiosa, co-producción entre Italia, Francia y España.
Se pasa el rato no en vano tiene de todo y no pésimamente rodado. Luchas, intrigas, amores, humor, y el empaque técnico es competente en cuanto a, sobre todo, fotografía, maravillosa, a cargo del gran Bitto Albertini y de Antonio Macasoli; y banda sonora, repetitiva y algo machacona, pero alegre, de Gregorio García Segura.
Tiene mucha acción, a veces algo más de la cuenta largos duelos a espada, aunque el final, entre el protagonista y el teniente malo, está bien.
Las dos actrices son muy bonitas y los lugares donde está rodada son preciosos. Biarritz, Roma, Regil, en Guipúzkoa, San Juan de Luz. Y es que a tenor del empaque parece que tuvieron bastante presupuesto. Otra cosa es si lo emplearon inteligentemente.




Puede tomarse como un precursor de las películas del personaje del "Zorro" rodadas en Europa, no en vano, en un momento el protagonista se pone un antifaz y deja el signo de la Z en una pared. Sin más... ni menos, ahí queda el detalle, para los estudiosos. Yo lo menciono, sin más. También podría ser, simplemente, un homenaje de Sean Flynn a su padre, el gran Errol Flynn, que personificó magníficamente a tan singular héroe defensor de los oprimidos.



En el plano de "descojono", y permítaseme el palabro, comentar también que el protagonista y sus tres nuevos amigos vascos que se echa en Las Américas, sueltan alegremente los tradicionales y típicos"Irrintxis". Están grabados, claro, y son tan malos, se nota que no son vascos quienes lo sacaron de sus gargantas, que, por una parte te ríes de lo mal que quedan y del daño que hacen a los oídos, y por otro lado, y por ese mismo motivo, la verdad es que te enojas bastante. ¿Es que no lo pudieron hacer mejor? Ay, ay, ay.