sábado, junio 25, 2016

MADAME MARGUERITE (Marguerite) (Francia, 2015) Biografía, Drama, Musical







Director: Xabier Giannoli
---
Intérpretes PrincipalesCatherine Frot, Christa Théret, André Marcon, Michel Fau, Sylvain Dieuaide, Aubert Fenoy.
---
Argumento

París, años veinte. Marguerite Dumont es una mujer adinerada, amante de la música y la ópera. 
Desde hace años canta regularmente frente a su círculo de amigos, pero lo hace absolutamente fuera de tono y nadie se atreve a decirle la verdad. Tanto su marido como sus amigos, se han dedicado siempre a mantener su fantasía. 
Todo se complica el día que ella decide presentarse frente a un verdadero público en la ópera.
---


Mi comentarioInteresante film francés, que narra una parte, al menos, de la personalidad y características "peculiares" de un ser real, de una persona, una dama de la alta sociedad parisina de los años veinte del siglo XX, que pensaba que cantaba bien ópera, cuando en realidad desafinada de lo lindo.
Dicho esto así pudiera parecer que estamos ante una comedia, y así se la ha calificado por parte de sectores de la crítica y público, pero realmente no es una comedia ni por el forro, por mucho que en determinados momentos pudiera salirnos la sonrisa. Pero el fondo es tan serio, tan dramático en realidad, que la historia, y ruego me perdonen el taco, no tiene ni puta gracia.
La cinta está muy bien en el plano técnico, con impecable diseño de producción, sonido y vestuario. Así se reconoció en los premios César de Francia del año 2015. También la magnífica labor interpretativa de Catherine Frot, realmente sublime en su profunda humanidad, engañada por todos y viviendo por ello en un mundo precioso pero de fantasía, mentiras, intereses económicos y mucha, mucha hipocresía.

Creo que se mezclan muy bien diversos géneros, como el drama, un poquito (sólo algún esbozo, como cuadro vemos el careto del profesor de música nada más comenzar a oí por primera vez a la protagonista), la comedia, lo ridículo y la humanidad desbordante de su persona principal.

Lo único que no es convincente es que en ningún momento llegue a apasionar, existiendo, no sé si a posta, un cierto distanciamiento para con el público, no habiendo casi ninguna escena realmente emotiva, que cale en el corazón del espectador, cuando la historia evidentemente daba para ello. Quizás, en este sentido, la algo plana dirección de Xabier Giannoli tenga la culpa, aunque en todo momento resulte interesante la historia, pero lo es per sé, no porque se nos presente de forma realmente atractiva. Tampoco la larga duración de la película ayuda a digerirla mejor, pudiéndose (y debiéndose) haber recortado diez minutos o así por aquí y por allá.
En resumen, que está bien aunque creo que es mejorable, y deja con muchas ganas de ver la versión con la gran Meryl Streep que se ha rodado y se estrenará en nuestras pantallas antes de que finalice el año. Veremos.