miércoles, agosto 24, 2016

DAMA NO SE RINDE, LA (She Wouldn't Say Yes) (USA; 1945) Romántico, Comedia








Director: Alexander Hall
---
Intérpretes PrincipalesRosalind Russell, Lee Bowman, Adele Jergens, Charles Winninger, Harry Davenport, Sara Haden, Percy Kilbride.
---



ArgumentoUna decidida mujer, psiquiatra volcada en su trabajo y sin mucho tiempo para el amor. 
Por mor del destino, encarnado por un eficiente trabajador, conocerá un poco más de lo que a ella le hubiera deseado, a un hombre guapo, que está de permiso y dentro de poco irá de nuevo al frente.
Ella tratará de no enamorarse, pero el amor todo lo puede.
---



Mi comentario"Todas las mujeres debieran tener un esposo"

"No somos viejos sino para la adversidad"

"Muchachas que silban y gallinas que cantan siempre acaban mal".

Agradable comedia romántica (un tanto machista como se puede comprobar leyendo las frases de la peli arriba mencionadas por mi), realizada con innegable gusto por Alexander Hall, autor de estimables películas, entre las que destaca sobremanera la indiscutible obra maestra "El difunto protesta".
Posee un guión a seis manos, esforzado, encomiable en cuanto a diálogos y frases destacables. Pero sucede que es más irregular que lo que hubiera sido deseable.
El primer tercio está francamente bien, mostrando a las claras la personalidad de la protagonista (como siempre, excelente la gran dama de la interpretación Rosalind Russell), y cómo se conoce la pareja protagonista.



Asimismo, los últimos quince minutos o así son buenos, dejando un buen sabor de boca al espectador.
Sin embargo su parte central está falta de fluidez narrativa, es reiterativa en gran medida y carece de chispa.
Se ve con gran respeto pues se es consciente de estar viendo una cinta trabajada, muy bien interpretada y con excelente fotografía en blanco y negro y una muy adecuada banda sonora. Pero no tiene mucha gracia que digamos y los juegos a dos bandas entre las dos protagonistas femeninas (Adele Jergens preciosa) llegan a, si no a aburrir, sacarnos algo de lo verdaderamente importante.



Menos mal que está poblado de buenos personajes, como el de Fred, el criado o mayordomo de la protagonista, soberbio Harry Davenport. Y atención a un jovencito Darren McGavin, sin acreditar, aunque con buen personaje, en el primer año de su trabajo en el cine.
En definitiva, que está bien, resulta en líneas generales bastante amena, pero que creo honestamente que es de esas pelis que estaban mejor en el guión escrito que en pantalla.