miércoles, agosto 31, 2016

VÍCTOR FRANKENSTEIN (USA, Reino Unido (U.K.), Canadá; 2015) Fantástico






Director: Paul McGuigan
---
Intérpretes PrincipalesDaniel Radcliffe, James McAvoy, Jessica Brown Findlay, Mark Gatiss, Andrew Scott, Louise Brealey, Alistair Petrie, Daniel Mays, Freddie Fox, Adrian Palmer, Adrian Schiller, Spencer Wilding.
---



ArgumentoEl científico Victor Frankenstein y su brillante protegido, Igor Strausman, comparten la noble misión de ayudar a la humanidad a partir de una rompedora investigación sobre la inmortalidad. Pero los experimentos de Víctor han ido demasiado lejos y su obsesión ha tenido terroríficas consecuencias. 
Solo Igor puede traer de vuelta a su amigo del umbral de la locura y salvarle de su monstruosa creación.
---



Mi comentario: Algo decepcionante adaptación en la gran pantalla, de la inmortal obra de Mary Shelley.
Resulta, en líneas generales, entretenida, básicamente porque hay mucho movimiento, mucha (quizás demasiada) acción, pero no convenientemente rodada.
Es una adaptación demasiado libre de la novela, lo cual de por sí no tiene porqué ser malo, pero en este caso, el libertinaje expuesto en el argumento, aborta cualquier exquisitez existencial entre el Bien y el Mal, entre la creación y la propia existencia de Dios, y la fuerza de la pura ciencia para lograr el conocimiento de la vida... y de la Muerte.
Todo ello aparece en la cinta, pero no de forma clara.
Los intérpretes se esfuerzan, sobre todo la pareja protagonista, así como Charles Dance, en un papel pequeño pero brillantemente expuesto.



Lo mejor, sin duda, es su empaque técnico, con una exquisita ambientación gracias a una inmejorable dirección artística. También la fotografía de Fabian Wagner es de recibo.
Pero los acontecimientos no convencen, con momentos de tensión y acción que tienen más ruidos que nueces y que empañan el resultado final al convertirse el film en una de acción, de aventuras pseudocientíficas con claros elementos fantásticos que no elevan su calidad por encima de otras cintas sobre Frankenstein y su criatura.
En resumidas cuentas, que se pasa el rato, innegable, pero deja un tanto frío al respetable.