sábado, septiembre 03, 2016

NOCHE DE PAZ, NOCHE DE MUERTE (Silent Night, Deadly Night) (USA, 1984) Psycho killer






Director: Charles E. Sellier Jr
---
Intérpretes PrincipalesLilyan Chauvin, Gilmer McCormick, Toni Nero, Robert Brian Wilson, Britt Leach, Nancy Borgenicht, H.E.D. Redford.
---



ArgumentoA los cinco años, Billy presencia cómo un hombre disfrazado de "Santa Claus" asesina brutalmente a sus padres. 
Durante años vive en un orfanato junto a su hermana y otros niños.
Cuando tiene 18 años consigue, gracias a una buena monja del orfanato, un empleo en un gran tienda de juguetes del lugar.
Todo va bien pero la Navidad se acerca y la presencia de muñecos y carteles referentes a Santa Claus le va trastornando...
---



Mi comentarioEntretenido film, encuadro hoy en día en el género del "slasher", mientras que los de mi generación la encuadrábamos en "pshycho killer".
Dejando esto aparte, la película no está nada mal. Digamos que ha envejecido potablemente, y todavía conserva ese aroma de cine de (¿sub?) género hecho con cariño, esmero y dedicación. Por ello mismo tuvo varias secuelas, porque, en su época consiguió un simpático éxito comercial (no tanto crítico...)
Resulta amena hasta llegar al último tercio, que no está mal de por sí, pero que sí está demasiado alargado, total para resultar al final tan previsible como se pudiera haber pensado al comienzo.
Está realizada con pericia y gusto estético, con bonita fotografía y una elegante y funcional puesta en escena.



Lo mejor, sin duda, es todo cuanto acontece en la primera hora, el fuerte y representativo prólogo y las escenas en la tienda de juguetes. Algunos asesinatos tienen cierta imaginación y, aunque sangrientos, poseen un pedigrí simpático.
Con todo, es mediocre en líneas generales, tal y como cabía esperar, pero no aburre ni se tiene al final la molesta sensación de haber perdido el tiempo viéndola.
Además, hay algunos aciertos visuales, como cuando, cada vez que Santa Claus va a cometer un asesinato, la fotografía se torna ocre, preparándonos para lo peor (bueno, mejor para los amantes del "slasher").
¡Ah! y la música, muy propia de los años ochenta, con todo lo que ello conlleva...