lunes, septiembre 19, 2016

SIETE MAGNÍFICOS, LOS (Magnificent Seven, The) (USA, 2016) Western






Director: Antoine Fuqua
---
Intérpretes PrincipalesDenzel Washington, Chris Pratt, Ethan Hawke, Vicent D´Onofrio, Byung - Hun Lee, Peter Sarsgaard.
---
ArgumentoCuando el tranquilo pueblo de Rose Creek queda bajo el control letal del industrial Bartholomew Bogue, los desesperados habitantes del lugar contratan la protección de siete forajidos, cazarrecompensas, tahúres y sicarios: Sam Chisolm, Josh Farraday, Goodnight Robicheaux, Jack Horne, Billy Rock, Vasquez y Red Harvest. 
Mientras preparan el pueblo para la violenta confrontación que saben se avecina inevitablemente, estos siete mercenarios se encontrarán luchando por algo más que el simple dinero. 
---



Mi opinión: Esperado (por mí, al menos) remake de la excelente película de John Sturges, que tanto nos hizo gozar hace muchos años, y que todavía podemos seguir viendo por televisión pues se repone con frecuencia.
En esta ocasión, Antoine Fuqua, su realizador, ha cambiado bastante aunque sigue fiel al espíritu y esqueleto de la primera. Son siete los héroes, luchan contra los malotes, pero se han cambiado numerosos hechos, situaciones y personajes.



El resultado final es muy vistoso, una auténtica ensalada de tiros, con mogollón de muertos y sentido de la espectacularidad
Hay humor, asesinatos, explosiones, peleas a cuchillo... de todo en gran medida.
El empaque técnico es muy competente, aunque se echa de menos la partitura original, aunque en los títulos de crédito finales suena, felizmente.



Los intérpretes lo hacen bien, en especial, como en él es habitual, Vincent D'Onofrio (hay que oírle en la versión original), y un Peter Sarsgaard más malo que la quina (¿de qué me suena esta frase?).
En definitiva, que gusta, es muy entretenida, y no carece de una reflexión sobre la importancia que tiene el progreso, que es capaz de alterar sustancialmente la forma de luchar entre los hombres del antiguo oeste, donde todavía había cierto honor.
Te lo pasas bien, aunque evidentemente no sea ninguna obra maestra.