sábado, octubre 01, 2016

WIENER-DOG (USA, 2016) Vida normal, Drama, Comedia







Director: Todd Solondz
---
Intérpretes PrincipalesKieran Culkin, Julie Delpy (1), Danny DeVito (1), Greta Gerwig (1), Zosia Mamet, Tracy Letts, Ellen Burstyn (1, 2), Michael James Shaw, Kett Turton, Devin Druid, Samrat Chakrabarti, Trey Gerrald, Jen Ponton, Connor Long, Keaton Nigel Cooke, Andrew Pang.
---



ArgumentoUn perro salchicha es adoptado por un matrimonio con un niño que se ha curado de un cáncer. Tiempo después el perro salchicha será acogido por una técnica veterinaria llamada Daw,  un profesor de cine, y una abuela que tiene una nieta con problemas.
---



Mi opiniónFilm del pero que muy peculiar, siempre personal y que no suele dejar indiferente a nadie, Todd Solondz, que se ha podido ver en el reciente Festival de Cine Internacional de Donostia 2016, en la sección Zabaltegi Tabakalera.
Se trata de una película muy interesante, que mezcla el drama con el humor inteligente, retratando las vidas dolorosas, tristes, solitarias, de unas personas que van acogiendo paulatinamente a un perro salchicha que tendrá o no importancia en ellas.
Es una película muy entretenida, nada pedante, con diálogos brillantes, y con, eso sí, algo de irregularidad en las historias que se narran (soberbias la primera y la de Danny de Vito), pero siempre amenas y con intérpretes que hacen una excelente labor.



Aunque es un dramón en el fondo, ya que no hay prácticamente nada divertido de por sí en las historias que vamos viendo, Solondz logra sacarnos la sonrisa en un buen número de ocasiones, cuando no la carcajada, como en el diálogo entre el chico que desea ser director de cine con sus posibles mentores. Cuando le hacen la pregunta del millón, ¿cuántas películas ha visto Ud en la última semana y cuál es la que más le ha gustado? La respuesta y seguidas preguntas que le realizan causan hilaridad y también vergüenza ajena, reflejando perfectamente la verdad sobre el conocimiento que tienen los jóvenes del Séptimo Arte.
Para mi gusto, una excelente cinta, que deja un buen sabor de boca pese a que, repito, no destila felicidad precisamente, siendo poco complaciente con el espectador y molestándole a veces con escenas no del todo agradables  pero el guión a cargo del propio realizador logra transmitirnos sensaciones que no nos viene mal recordar. Y las canciones y música, preciosas.
Recomendable.