domingo, enero 22, 2017

LA LA LAND (Ciudad de las estrellas, la) (USA, 2016) Musical, Melodrama, Romántico







Director: Damien Chazelle (1)
---
Intérpretes PrincipalesEmma Stone (1, 2, 3, 4, 5), Ryan Gosling (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7), John Legend, Rosemarie De Witt (1), J.K. Simmons (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7), Finn Wittrock, Sonoya Mizuno, Jessica Rothe, Jason Fuchs, Callie Hernandez, Trevor Lissauer, Phillip E. Walker, Hemky Madera, Kaye L. Morris.
---



ArgumentoMia, una aspirante a actriz que trabaja como camarera, y Sebastian, un pianista de jazz que se gana la vida tocando en sórdidos tugurios, se enamoran, pero su gran ambición por llegar a la cima amenaza con separarlos.
---
Mi comentarioMaravilloso melodrama romántico musical, que aborda varios temas importantes en el ser humano, y lo hace con creciente interés, profunda reflexión y, sobre todo, y lo que para en mi opinión es más importante de una película, de forma muy entretenida.



Lo cierto es que ya desde el magnífico prólogo, con el atasco, comprobamos que, al menos desde el punto de vista plástico la cinta es excelente. Luego, en lo que a mi concierne, la verdad es que la primera media hora me ha dejado un tanto indiferente. Es muy importante para ir conociendo de verdad a los diferentes personajes, no muchos, y para contextualizarnos en su realidad cotidiana. Pero esa media hora transcurre de forma elegante, sofisticada, con una maravillosa banda sonora, pero sin mucha fuerza. Pero luego, ay, con el enamoramiento de la pareja, la larga y soberbia escena del planetario y más tarde, cuando todo se torna problemático y dubitativo, el film llega a cotas altísimas de calidad, con escenas excelentes, como el debut de "The messengers" o la discusión de los protagonistas en el apartamento.



Y, para remate, esos último minutos, cuando contemplamos completamente absortos, llenos de verdadera emoción, lo que es y lo que podría haber sido en la vida de los protagonistas. Una parte final maravillosa, melancólica, tristes pero esperanzadora a la vez. La vida sigue y los sueños se pueden conseguir con esfuerzo y dedicación... aunque para lograrlos a veces haya que renunciar a una presunta plena felicidad futura.
En fin, en lo que a mi concierte, una espléndida cinta en todos los sentidos, que te va envolviendo sin remedio según pasan los minutos hasta dejarte pegado a la butaca.