domingo, febrero 05, 2017

PATERSON (USA, 2016) Vida normal







Director: Jim Jarmusch (1, 2)
---
Intérpretes PrincipalesAdam Driver (1, 2, 3, 4), Golshifteh Farahani (1), Kara Hayward (1), Sterling Jerins (1), Luis Da Silva Jr. (1), Frank Harts, William Jackson Harper, Jorge Vega, Trevor Parham, Masatoshi Nagase (1), Owen Asztalos, Jaden Michael, Chasten Harmon, Brian McCarthy.
---



ArgumentoHistoria sobre un conductor de autobús y poeta aficionado sobre las pequeñas cosas llamado Paterson, que vive en Paterson, New Jersey.
---
Mi opiniónAparentemente sencillo film del siempre personal realizador Jim Jarmusch, que aquí ha conseguido uno de sus mayores éxitos crítico-comerciales de su carrera.



Y lo ha hecho gracias a una delicada historia, narrada sin prisas, con ritmo romo pero en ningún momento lento, siempre suceden acontecimientos pequeños,  cotidianos, pero importantes en la vida de este entrañable, intimista, poco hablador y nada pedante conductor de autobús, que tiene un poeta en el corazón y que cada día compone de forma casi anónima sus pequeños pero hermosos poemas.
Lo cierto es que poco se puede contar (hay que verlo) y decir de este buen film, fácil de seguir, pero que no tiene nada que ver con el tipo de cine que mayoritariamente se hace hoy en día, esto es, ultrarrápido, con frenético montaje y escenas que padecen del baile de San Vito. Esta cinta se aleja de todo ello para llevarnos a un cuarto de hora final emotivo, sensible, con ese exquisito y precioso, a la par que sutil por su sencillez, diálogo entre el protagonista y el poeta anónimo japonés que ha llegado a Paterson para conocer la ciudad donde nació su autor preferido.



La verdad es que este precioso diálogo nos pilla a los espectadores con la guardia baja y por ello mismo nos emociona hasta dejarnos con un agradabilísimo sabor a cine para nada espectacular, con un humor cuasi invisible pero certero (las escenas en el bar), pero de honda ternura.
Sé que a muchos espectadores que no sepan de la filmografía de Jarmusch este trabajo no gustará mucho, pero creo que merece la pena si se tiene un poco de paciencia y nos olvidamos de asuntos relativos como el tiempo.