jueves, marzo 30, 2017

1898: LOS ÚLTIMOS DE FILIPINAS (España, 2016) Bélico








Director: Salvador Calvo
---
Intérpretes PrincipalesLuis Tosar (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13), Álvaro Cervantes (1), Javier Gutiérrez (1234, 5), Karra Elejalde (1, 2, 3, 4, 5, 6), Carlos Hipólito, Eduard Fernández (1, 2, 3, 4, 5, 6), Patrick Criado (1), Miguel Herrán (1, 2), Ricardo Gómez, Emilio Palacios, Alexandra Masangkay, Maykol Hernández, Pedro Casablanc (12, 3), Ciro Miró.
---



ArgumentoA finales del siglo XIX, en la colonia española de Filipinas, un destacamento español fue sitiado en el pueblo de Baler, en la isla filipina de Luzón, por insurrectos filipinos revolucionarios, durante 337 días. 
En diciembre de 1898, con la firma del Tratado de París entre España y Estados Unidos, se ponía fin formalmente a la guerra entre ambos países y España cedía la soberanía sobre Filipinas a Estados Unidos. Debido a esto, los sitiados en Baler son conocidos como "los últimos de Filipinas.
---
Mi comentario

- Hay dos tipo de militares. Los que quieren  medallas y los que desean regresar a casa.
- Yo soy de los primeros.
- Esos son los más peligrosos"



Espléndida película que narra un acontecimiento real ya llevado al cine español anteriormente, concretamente en el año 1945, dirigida por Antonio Román y con ilustres intérpretes de la época, como José Nieto, Fernando Rey, Manolo Morán, y un jovencísimo Tony Leblanc debutando en el cine.
En esta cinta de la época franquista, todo estaba supeditado a lo "PATRIÓTICO" (así, con mayúsculas) del gran Imperio Español, poniendo a su bandera y valores militares por todo lo alto, con el honor, amor a España, etc, por encima de todo.
En esta nueva ocasión la crítica es evidente, con mordaces y lacerantes diálogos (soberbios los que tienen lugar entre el personaje de Álvaro Cervantes y el capellán (Karra Elejalde)) que ponen de manifiesto la inutilidad de la empresa, su absurdo y vergonzosas consecuencias.



Todo ello narrado de forma muy entretenida, espectacular en algunos momentos y con personajes de carne y hueso, creíbles, reconocibles y por los que sentimos empatia y/o al menos los comprendemos, por muy equivocados que estén. Pero están todos ellos en una situación crítica, de guerra, con sus vidas corriendo peligro a cada instante, lo que hay que tener muy en cuenta.
Gran fotografía, espléndida banda sonora e interpretaciones de postín (una vez más Javier Gutiérrez están sensacional), y con un acabado técnico impecable que logra una perfecta ambientación, gracias a, por ejemplo, el magnífico diseño de vestuario, que ha logrado el Goya en este menester el pasado año 2016.
Una muy estimable película, sin duda, que se ve con gran interés en todo momento.

No hay comentarios: