martes, octubre 10, 2006

SAMURAI (Miyamoto Musashi) (Japón, 1954) Acción


Director: Hiroshi Inagaki
---
Intérpretes Principales: Toshirô Mifune, Rentaro Mikuni, Kuroemon Onoe, Kaoru Yachigusa, Mariko Okada, Mitsuko Mito.
---
Argumento: Dos amigos, bien diferentes entre sí en cuanto al carácter se refiere, van a la Guerra dispuestos a convertirse con el tiempo en verdaderos samurais. Sin embargo, son derrotados y va a caer a una casa donde viven una madre y su bella hija. Ambas distanciarán a los amigos y abandonarán a uno de ellos, quien regresa a su hogar siendo perseguido por todos al creer que ha abandonado al amigo y que es un criminal sanguinario.
---
Mi opinión: Excepcional film japonés, que supone un auténtico disfrute para la vista y para el alma, si esta existe, claro.
Es ejemplar en su unión de espectacularidad e intimismo, tanto en su vertiente romántica, como mística y religiosa.La película cuenta una extraordinaria historia de violencia y redención, por medio de un soberbio guión y una impecable dirección de Inagaki, que no tiene, en este caso, absolutamente nada que envidiar al maestro Kurosawa.
En tres, llamémosles así, diferentes capítulos, asistimos a la redención de un hombre a quien sus semejantes han coonvertido en un animal sanguinario, aunque solo si se trata de hacerle daño. Un fascinante hombre, un monje budista, le irá transformando poco a poco en un ser humano nuevo, con nuevos valores basados en el respeto a la vida humana y la búsqueda de su verdadero yo.
Todo esto está magnificamente expresado en esta extraordinaria película, dotada de una impresionante fotografía y lleno de excelentes momentos, como todos los ataques al protagonista o cuando se esconde este entre los arbustos del boque mientras ve, cansado, hambiento y sediento, a su después amada y al monje budista.
El final de la película, de una belleza incomparable.
Una película que a mi entender es un ejemplo de lo que debiera ser siempre el buen cine
.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que el cine japonés me resulta un tanto extraño. Pero casi siempre me gusta, aunque tampoco es que nos llegue demasiado cine japonés.

Ahora le han hecho santo al "crus"... Si es que no somos nada.

satorgorria

travismagee dijo...

Hola, Sator,

Crus, ¿qué Crus? No me suena. Es que a mí me saca Santo Domingo Sabio y San Juan Bosco y me pierdo.

Pues sí, cine japonés. No diré que es el que más me gusta, pero hay verdaderas maravillas que desconocía (como Samurai) y ahora las recupero, no todas, pero sí un ramillete. Cosas de las cadenas digitales.

Un saludo a tod@s.