sábado, noviembre 18, 2006

TEXAS KID (Texican, the) (España, USA, 1966) Western


Director: Lesley Selander.
---
Intérpretes Principales: Audie Murphy, Broderick Crawford. Diana Lorys. Aldo Sambrell. Antonio Casas.
---
Argumento: Un antiguo pistolero, buscado tanto por hombres de la Ley como por cazadores de recompensas, vuelve al pueblo de donde tuvo que huir a causa de las malas maniobras de un desalmado, al haber sido asesinado su hermano, un hombre honrado que trabajaba en un modesto periódico.
Al llegar tendrá problemas con los hombres del cacique, pero no se dejará amendrentar y tratará de buscar pruebas que incriminen al desalmado con el asesinato de su hermano y con otros parecidos que vienen ocurriendo con demasiada frecuencia en el pueblo.
---
Mi opinión: Apañado western, co-producido entre España y nada menos que Los Estados Unidos.
La producción está enteramente a cargo del Sr. Balcázar, que como productor era un hombre valioso, aunque cuando se metía a director, daba bastante pena. En esta ocasión, tuvo la sensatez de dejar la dirección de la peli a manos de un honrado artesano del Hollywood dorado, que hizo muchísimas películas, aunque me temo que ninguna buena realmente: Lesley Selander. Este, sabe su oficio y lo demuestra al obtener un producto agradable, aunque mediocre en su conjunto final. Pero está bien narrado, es muy digno y sabe filmar las escenas, otorgándoles a cada una de ellas su duración precisa. Así, el corte entre unas y otras, es sabio y no alarga innecesariamente ninguna.
Los diálogos están bien, no ingeniosos ni originales, pero sí son bastante cortos y siempre van al grano.
Los intérpretes, con el héroe de la II Guerra Mundial, Audie Murphy y el aquí veteranisimo Broderick Crawfor, ya en su penúltima etapa, cumplen con sus papeles, aunque yo me quedo con el bueno de Aldo Sambrell, siempe estimable en sus roles de matón, y la simpar belleza de Diana Lorys, una actriz guapísima que no tuvo todo el éxito que merecía.
La pena de todo es que, aunque su primer tercio es bastante bueno (el comienzo engancha y la escena del duelo entre el protagonista y los dos cazarrecompensas, uno de ellos antiguo amigo suyo, está bien finalizada y tiene un indudable aire de clasicismo), poquito a poco va perdiendo fuerza, aunque nunca aburre, algo que se agradece.
Al final, la sensación que queda es que se ha visto una peli majilla, olvidable pero simpática.
¡Ah, y magníficos exteriores rodados en Fraga (Huesca). Parece el mismísmo Texas!.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y España, ¿con qué contribuyó?, ¿con los exteriores?

Huesca tiene rincones y lugares magníficos.
O mejor aún, no tiene rincón feo.

travismagee dijo...

Je, je, no, España contribuyó con más cosas que los exteriores bonitos: electricistas, decoradores, etc, etc.

Supongo que tú, que viajas a menudo, conocerás los paisajes que se ven en la peli.

Un saludo a tod@s.

Travis