viernes, diciembre 08, 2006

TÉCNICA PARA UN SABOTAJE (Tecnica per un massacro) (España, Italia; 1967) Acciòn


Director: Roberto Bianchi Montero.
---
Intérpretes Principales: GERMÁN COBOS, MARÍA MAHOR, Franco Ressel, Gabriella Andreini, Maria Pia Conte.
---
Argumento: Un agente secreto debe intentar parar los pies a un terrorista cuyo rostro se desconoce. Se le apoda "El Derrengao" y suele sabotear lugares de todo tipo, para conseguir aterrorizar a la sociedad. Para investigar, el agente deberá ir a Turkía, lugar donde se dice puede estar "El Derrengao". Conocerá a tres bonitas muchachas, una alocada y muy simpática, la hija de un científico que ha inventado un suero, y una preciosa ricachona, tremendamente peligrosa, y no solamente en las distancias cortas.
---
Mi opinión: Mala coproducción entre Epaña e Italia, bien enmarcada en preciosos paisajes mediterráneos, pero con un pobre guión y llenos de tópicos y absurdos diálogos.
Su humor es presunto (en un momento dado, el protagonista mata a tres malos que se hacían pasar por policías militares, y la chica boba y guapa que lo ve le pregunta extrañada que por qué les ha matado; el protagonista le contesta: ¡es que no tenían brillo sus botas!), ja, ja, ja; pues ese es el mejor chiste...).
En cuantoa a las interpretaciones, son normalitas, aunque a mi personamente siempre me gustaron Germán Cobos, que en esta película se parecía muchos fiísicamente a Sean Connery (salvando las muchas distancias, claro) y María Mahor. Ambos me hicieron, entre otros intérpretes españoles de la década de los sesenta y setenta, amar al cine.
Pero en esta ocasión nada tiene sentido y todo es un suceder de chorras escenas, algunas de las cuales no está mal rodada, como la pelea final en el bote o en las entrañas de un barco, contra dos esbirros del malo.
Bonita fotografía, ningún rigor que dé la menor verosimlitud a la trama, y una adecuada banda sonora, para un producto de la época, donde se intentó, con nulo éxito, repetir el ídem de las cintas de Bond, James Bond.
Las distancias son insalvables y "Técnica para un sabotaje" no deja de ser, se mire por donde se mire, una auténtica chuminada.

2 comentarios:

Lux Coral dijo...

Una de las coproducciones europeas de agentes secretos más prescindibles, narrada con torpeza hasta el punto que no es capaz de mantener atento al espectador poco exigente. El color y la presencia de una actriz refinada como es María Mahor son lo único salvable en esta infortunada obra.

travismagee dijo...

Pues eso,

Un saludo.

Travis (Iñaki)