miércoles, febrero 14, 2007

LA MUJER MARCADA (Butterfield 8) (USA, 1960) Drama

Director: Daniel Mann
---
Intérpretes Principales: Elizabeth Taylor, Laurence Harvey. Eddie Fisher, Dina Merrill, Mildred Dunnock, Betty Field
---
Argumento: Una bella y sensual mujer que trabaja en una agencia publicitaria, exponiendo vestuario por los bares y pubs nocturnos selectos, desea a toda costa ser y parecer a los demás una mujer respetable.
No lo ha logrado nunca pero lucha por ello.
Un día conoce a un hombre muy rico, casado, con el que pasa la noche. El hombre se va dejándola en la cama y dinero en la mesilla. Ella se sentirá humillada y se llevará, con el propósito de devolverlo más tarde, un caro abrigo de visón de la esposa del hombre.
Ese abrigo de visón será un problema en el futuro, cuando ambos, la muchacha y el hombre, se hayan enamorado locamente.
---
Mi opinión: Entretenido dramón que significó, al parecer injustamente, un Óscar para Elizabeth Taylor.
Se dice que lo ganó pues había estado meses antes enferma de muerte y la Academia, siempre presta a estos menesteres, le otorgó el galardón perjudicando a otras cuatro actrices que lo habían merecido más.
Dejando esto aparte, que nunca se sabe si es totalmente cierto o no, la película está bien.
Es cierto que, como en muchos trabajos de Daniel Mann, es algo envarada y denota un aire teatral que no casa demasiado bien con el celuloide, pero está lleno de buenos diálogos, con aceradas réplicas y contraréplicas entre la protagonista, una excelente Elizabeth Taylor y la novia de su mejor amigo (Eddie Fisher), o entre ella y la mejor amiga de su madre.
Aparte de ello el desarrollo es aceptable y siempre resulta entretenida, aunque no denote mucha emoción que digamos. Puede que ninguna, pero el devenir de la protagonista se sigue con, al menos, el suficiente interés como para no "salirse" de la película.
Hay, además, alguna muy buena escena, como el "pulso" que se da entre la protagonista y el hombre del que más tarde se enamorará. Una lucha de egos encendidos y mantenimiento de la propia dignidad. Él asiéndola fuertemente de la muñeca, haciéndola mucho daño, y ella pisándole el pie con su largo tacón de alfiler. Los dos aguantando el dolor, a ver quién cede primero.
Por lo demás, mucho academicismo, por lo que no tiene muy buena prensa este filme.
Pero está bien y se pasa el rato, aunque sea contemplando el buen hacer de, sobre todo, excelentes actrices ya maduras (Betty Field, Mildred Dunnock, Kay Medford...).
---



Leer critica de La mujer marcada en Muchocine.net