domingo, mayo 13, 2007

EL VENDEDOR DE TIEMPO (TEATRO) Comedia Musical


Producción de: ADOS TEATROA
---
Basada en el best-seller de Fernando Trías de Bes
---
Escrita y dirigida por: Garbi Losada
---
Intérpretes Principales: Koldo Losada, Lierni Fresnedo, Carlos Nguema, Ainoa Aierbe, Joseba Morrás, Txori García Uriz, Dorleta Urretabizkaia, Aintzane Crujerías.
---
Argumento: “Un tipo Corriente”, que se ve obligado a realizar un trabajo que detesta para poder pagar una hipoteca de 35 años, hace balance de su vida, a pesar de que no es viejo, ni mucho menos.
Llega a la conclusión de que jamás podrá dedicarse a su gran afición: el estudio de las hormigas de cabeza roja.
Pensando y pensando, tiene una gran idea: vender tiempo. Botes (al estilo de los que se utilizan para realizar análisis de orina) de cinco minutos. Se vende a una persona y esta tiene cinco minutos para poder disponer de ellos como le convenga.
Al principio es un desastre y no vende nada, pero poco a poco comienza a vender, llegando a tener un grandísimo éxito.
Esto acaba por poner en jaque a la sociedad de consumo.
---
Mi opinión: Curiosa e inteligente adaptación del best-seller de Fernando Trías de Bes, convertida, por obra y gracia del grupo Ados Teatro en una simpática y ocurrente comedia musical.
Tiene agilidad, efectivos y nada aparatosos números de baile y canto, y estupendos diálogos, llenos de dobles sentidos y que profundizan, aunque bajo el tamiz del humor, en una implacable realidad cotidiana, la falta de tiempo que tenemos en esta sociedad industrializada y despiadada que nos ha tocado vivir.




¿Qué pasaría si pudiéramos disponer de un tiempo suplementario de tan sólo cinco minutos para poder pararnos a disfrutar de él como pudiéramos o/y quisiéramos?

La obra nos viene a decir que nos daría la felicidad, pero trastocaría el sistema en el que debemos vivir, o más bien sobrevivir.
Excelentes interpretaciones, sobre todo de los dos protagonistas Koldo Losada y Lierni Fresnedo, muy bien acompañados por el resto de intérpretes, que actúan muchas veces a modo de coro.
Simpática en todo momento y muy divertida a veces, siempre profunda, pese a la aparente liviandad del conjunto, “El vendedor de tiempo” es una buena obra que no deja indiferente si se sabe ver más allá de las sencillas coreografías que podemos contemplar.
Una crítica a nuestro modo de vida actual y un toque de atención a un serio problema: la falta de tiempo libre que tiene el ser humano para poder llevar a cabo sus sueños y hobbies, por muy sencillos que sean.
Gustó mucho y fue largamente aplaudida.

2 comentarios:

satorgorria dijo...

Yo compraría una buena ración de ese tiempo.
Pero, a lo mejor, lo volvería a ocupar y me encontraría como al principio.
Seguiríamos viviendo en una sociedad consumista, también de tiempo.

Saludos,

satorgorria

travismagee dijo...

¿??¿?¿??¿¿?

Hola, amigo,

Pues ahora que lo dices....tienes toda la razón.
¿Sería la gente más feliz al seguir, al fin y al cabo, consumiendo, aunque sea tiempo libre?.
Claro, que igual ese tiempo libre que hubiera comprado no lo consumiría consumiendo. Es decir...creo que se me ha lenguado la traba.
Pero ya me entiendes. ¿O no?

En fin, la obra de teatro está bastante bien, pero supongo que la obra literaria será más extensa y el autor lo explicará con más claridad.
Sería, al fin y al cabo, cosa de ponerlo en práctica. A ver qué ocurría en realidad. Aunque la obra ya lo dice: sería el desastre.

Un abrazo a todo/as.

Travis (Iñaki)