domingo, mayo 06, 2007

SPIDER-MAN 3 (USA, 2007) Fantástico

Director: Sam Saimi.
---
Intérpretes Principales: Tobey Maguire, Kirsten Dunst, James Franco, Thomas Haden Church, Topher Grace. Bryce Dallas Howard.
---
Argumento: Peter Parker consigue finalmente un equilibrio entre su devoción por Mary Jane y sus deberes como superhéroe.
Pero una tormenta amenaza en el horizonte. Cuando su traje cambia de repente, volviéndose negro y mejorando sus poderes, Peter también se transforma sacando el lado más oscuro y vengativo de su personalidad.
Bajo la influencia de este nuevo traje, Peter se vuelve demasiado confiado y comienza desatender a la gente que realmente le quiere y se preocupa por él. Obligado a elegir entre el tentador poder que le proporciona el nuevo traje y el compasivo héroe que solía ser, Peter deberá vencer sus propios demonios, mientras dos de sus más temidos enemigos, Venom y el Hombre de Arena utilizarán sus poderes para calmar su sed de venganza, amenazando a Peter y a toda la gente que quiere.
---
Mi opinión: Entretenida tercera parte de las aventuras de Spider-man 3 dirigidas por Sam Raimi...y la menos buena de las tres.
No digo que es la peor por cuanto considero que no está mal. Desde luego, lo que está claro es que no es tan mala como muchos críticos y bloggeros están comentando por ahí, ni siquiera es mala. Tan sólo que es la menos afortunada de las tres por diferentes motivos.




El primero es que la fórmula está agotada. Eso se nota en un guión donde las situaciones afortunadas no abundan, existen diálogos un tanto repetitivos que no aportan nada a la acción y el ritmo empleado es muy irregular, siendo el resultado final un mero pasatiempo, olvidable al poco de verse.
En este sentido, no se parece en nada a la brillante segunda parte de Spider-man, donde el personaje se nos ofrecía de forma fascinante en su dualidad super-héroe- persona normal y corriente, con todas sus dudas, anhelos y dolor humano.
Aqui se nos vuelve a ofrecer esa dualidad, pero ya sin esa pátina épica, sin apenas emoción, aunque sí con apuntes humorísticos, algunos bien conseguidos, otros un tanto chorras.
Y es que, lo mejor de esta película son las escenas donde el humor hace acto de presencia...sin que lo aporte el protagonista. Por ejemplo, el muy divertido personaje encarnado por el simpático actor fetiche del director, Bruce Campbell, en el rol del maître del restaurante donde que quedado el protagonista con su novia, con el obejtivo de pedirle en matrimonio.
Y también, el descacharrante momento en el que la secretaria del jefe del protagonista le envía sacudidas acústico-vibratorias a su mesa para que haga lo que su esposa le tiene encomendado para no estar nervioso.


En cuanto a las escenas de acción, pues irregulares, con un primer enfrentamiento entre el Spider-man y su ex-mejor amigo, excesivamente largo y embarullado, y otros mejores, con el "Hombre de Arena" en liza.
En definitiva, no creo que merezca la pena hablar mucho más de este filme. Está bien para pasar un ratillo (un poco largo para lo que cuenta, la verdad), pero deja bastante indiferente. Tanto que, tal y como finaliza, da un poco igual si habrá una cuarta parte (sólo firmó Raimi tres) o no.
Quizás eso es lo peor que se puede decir de ella.
---

2 comentarios:

satorgorria dijo...

De acuerdo con lo que dices.
La he visto y he pasado un buen rato con ella. Pero ha perdido mucho respecto a la segunda.
Desde siempre me han gustado los comics de Spiderman y una de sus cualidades era la de que al mismo tiempo que era un "superhéroe", era también un personaje muy "humano".
No sé, con esta tercera parte me da que, como bien dices, han agotado un poco el filón.
También me parece que tiene unos cuantos momentos bastante insustanciales.

travismagee dijo...

Hola, amigo,

Pues sí, estoy de acuerdo.
No está mal, sólo que tampoco está bien. Y las dos primeras eran francamente estimables.
Aquí hay (¡en 140 minutos!) cosas buenas, pero también momentos insustanciales, como bien apuntas tú.
Pero bueno, se puede ver. No es incomestible como injustamente dicen por ahí.
Pero, claro, si un buen número de espectadores pusieron mal la segunda, que era muy, pero que muy buena, pues a esta la despellejan.
Bueno, por lo menos son medianamente razonables.
Imperdonable habría sido que después de poner mal a la segunda (que ya les vale) pusieran bien a esta, que está muchísimo menos conseguida.

Pero es lo que tiene el cine. Que cada espectador es un crítico, con criterios bien diferentes. Menos mal, que si no qué aburrido.

Un saludo a todo/as.

Travis (Iñaki)