sábado, diciembre 01, 2007

REC (España, 2007) Terror

Directores: Jaume Balagueró, Paco Plaza
---
Intérpretes Principales: Manuela Velasco. David Vert. Carlos VicenteJavier Botet. Manuel Bronchud. Martha Carbonell. Claudia Font.
---
Argumento: Una reportera de un programa nocturno de televisión, acompaña, junto a su inseperable cámara, a dos bomberos, a uno de sus rutinarios trabajos.
En esta ocasión se trata de calmar a una vecina de un inmueble, que se ha encerrado en su casa. Al llegar se encuentran a los vecinos en el rellano del portal.
Todo parece normal, pero cuando suben los bomberos y dos policías a calmar a la vecina, comienza el horror más absoluto, pues la vecina ataca de forma sangrienta a uno de los policías.
El terror se extiende más cuando se ven aislados del exterior por existir, al parecer, un riesgo de salubridad.
---
Mi opinión: Curiosa y bastante aceptable película de terror, que tiene al Sr. Julio Fernández como estimable productor y a la distribuidora Fimax como mejore aliados para el mercado internacional, con todo lo que ello lleva de positivo.
Es una cinta amena, que azora, aunque no aterroriza, pero que tiene tensión y resulta bastante entretenida.

Los directores, Jaume Balagueró y Paco Plaza, listos como en hambre para estos menesteres, logran mezclar terror, intriga, suspense y humor, de forma atractiva para el espectador, que comienza viendo la peli con cierta desconfianza y extrañeza, para más tarde adentrarse en un cotidiano mundo de terror sangriento y cruel.



Y es que es eso lo que más me ha gustado de este film, que el terror resulta creíble (si aceptamos su premisa, claro) pues proviene no de otros mundos lejanos, sino de algo cotidiano, cercano, próximo...desde nuestro propio vecindario, desde nuestra propia escalera, con nuestros vecinos como aterrorizados personajes que no saben qué demonios les sucede ni cómo escapar de la pesadilla.
Además, el humor está muy bien insertado, con esas cachondas entrevistas de la reportera a los vecinos, cuando todavía no saben lo que de verdad les espera.

Manuela Velasco lo hace estupendamente bien (ganó el premio de mejor actriz en el prestigioso festival de cine internacional de Sitges 2007), combinando a la perfección su simpatía y jocosidad del comienzo, con el pánico infinito del
final. Pero el resto de intérpretes no le van a la zaga, consiguiendo transmitir su miedo gracias a unas naturales interpretaciones, muy estimables.
Lo peor, pero que en esta ocasión se entiende, es la forma de narrar todo, con ese baile de San Vito constante de la cámara, que puede volvernos locos, aunque también nos mete de lleno en la siniestra historia. Y es como todo está flm
ado cámara en mano así debe ser en esta ocasión.
Otra cosa negativa, pero que no tiene la culpa la película en sí es que muchas escenas, más o menos, ya están bastante vistas en el cine de terror.


Pero la verdad es que es una película competente, que creo consigue lo que pretende, que no es otra cosa que asustar a una gran parte del público (iba a poner "a la mayoría", pero conmigo no lo han conseguido y con otros espectadores tampoco, como lo demuestra el hecho de las risas que salían de algunas filas). Aunque igual era risas promovidas por el terror absoluto...

En definitiva, que está bien y gusta, pero le vienen grandes esos epítetos estrambóticos con que algunos la califican, como "Un clásico indiscutible del terror moderno". Bueno, bueno, sin exagerar, que puede volverse en su contra...

---