lunes, enero 07, 2008

LAND RAIDERS (USA, 1969) Western


Director: Nathan Juran
---
Intérpretes Principales: Telly Savalas, George Maharis, Arlene Dahl, George Coulouris, Fernando rey, Gustavo Rojo, Janet Landgard. Guy Rolfe. Paul Picerni.
---
Argumento: En la frontera de Nuevo México, un ranchero quiere tener todos terrenos colindantes no dudando en contratar a asesinos que maten y corten las cabelleras a los apaches que haya por el lugar.
Estos están muy cabreados y comienzan a atacar posesiones de los blancos, dando lugar a una pequeña guerra.

Entre tanto, el hermano del manda
más vuelve tras ser atacado por los indios, dispuesto a saber de una vez por todas la verdad acerca de la muerte hace cuatro años de su novia, la cual estaba embarazada de un desconocido y un día apareció muerta en el fondo de un riachuelo con el cuello roto.
---
Mi opinión: Muy violento western, con bastantes elementos melodramáticos, realizado de forma entusiasta pero no convincente por Nathan Juran, un honesto realizador que tuvo sus mejores momentos en sus pelis fantásticas.
Aquí no logra ensamblar perfectamente todas las ideas expuestas, dando lugar a un film un poco áspero, tanto en la forma como en el fondo.
No es que sea ambiciosa, pero sí que quiere, me parece a mi, abarcar más de lo que puede, con lo que el resultado final se resiente de rigor y capacidad de síntesis.
Aquí todo es bastante explícito, con muchas escenas de exacerbada violencia, llenas de crueldad y sadismo. Incluso hay un momento que recuerda a "Soldado azul", cuando atacan los blancos el poblado indio donde sus guerreros están ausentes. Algunos momentos son calcados y como quiera que "Soldado azul" es posterior, no es desventurado ni alocado pensar que el bueno de Ralph Nelson se inspiró un tanto en esta, por mucho que fuera inferior la predecesora.
Por tanto, "Lan raiders" es un western entretenido, con muchísima acción, un poco deslavazado e intenso en ocasiones, como cuando los apaches atacan una caravana a galope tendido. Este momento es francamente bueno.



Por su parte, la música de Bruno Nicolai es bonita y recuerda mucho a la de Ennio Morricone, algo nada raro pues por aquellos años muchos mùsicos trataban de parecerse, aunque fuera remotamente al MAESTRO.
En una escena aparece nuestro recordado Fernando Rey, en el papel de sacerdote. Apenas dice cuatro cosas y no se le vuelve a ver. El hecho de saber inglés le hizo ganar una pasta gansa a lo largo de su carrera, lo que me parece de maravilla.