viernes, enero 11, 2008

PROPIEDAD CONDENADA (This Property Is Condemned) (USA, 1966) Melodrama Social

Director: Sidney Pollack
---

Intérpretes Principales: Natalie Wood, Robert Redford, Charles Bronson, Robert Blake, Kate Reid, Mary Badham.
---
Argumento: En un pequeño pueblo de la América Profunda, donde el trabajo del ferrocarril es lo que sustenta la economía lugareña, aparece un día un atractivo joven que se hospeda en un hostal regentado por una mujer con dos hijas.
Una de ellas es una niña cercana a la adolescencia, que en seguida congenia con el extraño.
La otra es Alma, una muy atractiva y sensual muchacha, que vuelve literalmente locos a los hombres, con los que tontea, mientras piensa en la forma de abandonar el lugar y trasladarse a Nueva Orleans, la ciudad donde le gustaría vivir.
Alma y el extraño se gustan, pero difieren en la forma de ver la vida, aunque se sienten fuertemen atraidos.
Todo va bastante bien cuando se descubre que el extraño es un empleado de la empresa ferroviaria que ha ido al lugar para ordenar el despido de un buen número de trabajadores.
Desde ese momento, el pueblo rozará continuamente con el extraño, aunque Alma ya está enamorada de él.

---
Mi opinión: Entretenido drama romántico, basado en un escrito de, nada menos, Tennesse Williams. Con esto ya se puede atisbar hacia dónde irán los tiros y cuál será el clímax de la obra.
Una película bien hecha en el sentido formal, con una impresionante fotografía en color a cargo de James Wong Howe, y la canción "El tren de los sueños", que se hizo famosa y todavía se recuerda (hacía mucho tiempo que no la oía y al hacerlo fue como si la estuviera tarareando todos los días).

Sin embargo, y a pesar de la bondad de las interpretaciones, sobre todo de las féminas Natalie Wood y Kate Reid, ambas soberbias, la película se resiente de un empleo creo que excesivo de la elipsis, cosa que rechina mucho en su final, un final para mi gusto decepcionante, no porque acabe bien o mal, sino porque se narra a groso modo lo que ocurrió después de lo que vemos, pero de forma rápida y sin emoción.
Y esto creo que es un fallo pues la historia es emotiva hasta el grado máximo, viéndose toda clase de sentimientos humanos como el amor, el cariño, el respeto por uno mismo/a, la lucha por la consecución de los sueños personales por muy adversas que sean las circunstancias...y otros similares que denotan la personalidad y alma del ser humano.
Y es que, a pesar de su impecable factura en la ambientación, quedándose muy bien reflejado la dura época en la que se desarrollan los acontecimientos, con el receso económico de la nación, que tantas miserias causó en Los Estados Unidos, el espectador no puede sino sentir, al final, una sensación de vacío.
Y es que aunque se trate de una película muy triste, podría haber derivado en una gran película como por ejemplo "Esplendor en la hierba".


Sin embargo, Pollack no encuentra ese grado de cercanía hacia el corazón del espectador, dejando a este a su suerte en el epílogo, aunque es bien cierto que hasta entonces uno/a está en vilo esperando cómo finalizará la historia de amor de los protagonistas.
Una lástima, pero creo que simplemente se queda en una película estimable, pero fallida, al no conseguir el beneplácito emocional total del espectador, cuando tenía todas las cartas para ello.
---
ESCENA DEL FILM EN YOUTUBE.COM

---