jueves, mayo 22, 2008

HOMBRE QUE NUNCA EXISTIÓ, EL (Man Who Never Was, the) (Gran Bretaña, 1956) Intriga, Espionaje

Director: Ronald Neame
---
Intérpretes Principales: Clifton Webb. Gloria Grahame. Robert Flemyng. Josephine Griffin. Stephen Boyd. Laurence Naismith. Geoffrey Keen. Moultrie Kelsall. Cyril Cusack.
---
Argumento: Un alto oficial de la Marina británica, Ewen Montague, tiene una original y un tanto alocada idea para engañar al mando alemán y lograr que las tropas germanas se dirijan hacia Grecia en vez de a Sicilia, desde donde piensan los británico iniciar una contienda naval vital para el devenir de la guerra.
La descabellada idea consiste en arrojar al mar el cadáver de un hombre, vistiéndole antes ropa militar inglesa y haciéndole pasar por un soldado con importantísimos documentos militares, que hace poco ha sido derribado desde su avión.
Si todo sale bien, los alemanes leerán los documentos, donde la falsa información hará que se alejen de Sicilia y dejen al mar abierto a los navíos aliados.
Pero el plan tendrá sus riesgos y habrá de cuidar los muchos detalles al máximo
.
---
Mi opinión: Excelente film británico de intriga y espionaje, basado en un hecho real, por increíble que parezca.
Está soberbiamente narrado por Ronald Neame, un buen director británico pero en otras ocasiones un tanto académico y algo frío.
En esta ocasión logra un brillante trabajo, interesantísimo y en todo momento entretenido, gracias a un ejemplar guión donde todo queda explicado al detalle, de forma clara para el espectador.
Podría haber sido una de esas películas de espionaje, donde todo es farragoso y acaba resultando indigesto. Pues no, en esta ocasión, los muy diferentes elementos casan a la perfección y hacen fascinante el relato final.



Un relato lleno de intriga, pero donde los aspectos estrictamente bélicos son apoyados por el típico humor inglés, amén de magistrales escenas donde la humanidad de sus personajes quedan reflejados de forma emotiva, amén de épica. Así, tenemos sublimes momentos de emoción, en las excelentes escenas a cargo de la gran Gloria Grahame, en su papel de chica un tanto alocada, pero que acaba perdidamente enamorada de un piloto. El momento en que le dicta una supuesta carta de amor a un supuesto enamorado, a su compañera de piso, es sobrecogedor, como lo es el diálogo del protagonista con el padre del soldado recién fallecido, y a quien le va a pedir el cuerpo para usarlo como cebo para el enemigo. Es de tal respeto y está rodado con tanta dignidad, que deja la piel de gallina.
Lo mismo que cuando le visten al cadáver con ropa de militar (fotograma 2).

Un film muy bueno, que fue reconocido como el mejor del año en su país, así como el soberbio guión de Nigel Balchin.
Por su parte, los intérpretes, con el siempre elegante Clifton Webb y la humanidad de Gloria Grahame, es de gran altura, por muy "secundarios" que sean sus papeles. Si se reflexiona, no hay ni un solo personaje que no tenga mucha importancia en la trama.
Una exquisita película británica, realizada con el oficio acostumbrado por esos lares, y además con mucha alma y corazón.
Como curiosidad, leyendo la página Web Imdb, veo que la voz de Winston Churchill que se oye en una escena es la de Peter Sellers
.
---
TRÁILER EN YOUTUBE.COM