jueves, octubre 09, 2008

HOSTILE GUNS (Pistolas hostiles) (USA, 1967) Western. Nota media de la encuesta: 5,8

Director: R.G. Springsteeen
---
Intérpretes Principales: George Montgomery, Yvonne De Carlo, Tab Hunter, Brian Donlevy, John Russell, Leo Gordon, Robert Emhardt. Pedro Gonzalez.
---
Argumento: El sheriff de un pueblo debe transportar a tres criminales, uno de ellos extremadamente peligroso, a través de un vasto territorio, llevándoles en un carromato especial.
Le ayuda un joven pendenciero, que no es demasiado de fiar.
El hermano y primo del peligroso malhechor les siguen los pasos, esperando el momento para liberarle.
Mientras tanto, en otro pueblo recogen a un tercer criminal, una bella mujer, de mediana edad, que ha matado a un hombre que le hacía la vida imposible
.
---
Mi opinión: Western de serie B tirando a C, realizado por ese simpático destajista llamado R.G. Springsteen, y autor de numerosos parecidos trabajos, tan parecidos a veces, que parecen estar hechos los unos con insertos de otros.
Por ello, al igual que otros trabajos de su filmograría, no tiene nada de particular, más que ver a viejas glorias (veteranas más bien) del western, tratando de reverdecer sus marchitados laureles.
No hay nada imaginativo y su ritmo es desigual, resultando al fin y a la postre una cinta mediocre, aunque no aburrida.
Quizás bastante larga para lo que cuenta, por lo que habría sido mejor pegarle un tijeretazo de unos diez minutos.
Pero se pasa el rato y el preámbulo tiene su gracia, con dos muy violentas peleas a puñetazos a cargo de Tab Hunter, aquél guapo actor que resultó ser gay contra todo pronóstico.


Para pasar el rato sin más ambición.
Aunque también te puedes echar una risas, si es que no te pones de mala leche, viendo escenas tan divertidas y absurdas como las del ataque de los dos fascinerosos al sheriff, cuando este se parapeta tras unas rocas.
Resulta que las balas de los malos van por el aire tras la espalda del protagonista, y por ahí, en medio del camino de las balas, está el resto de personajes que van en el extraño carromato. Y es que no solo las balas no dan a ninguno, sino que ellos ni se inmutan, ni se ponen a cubierto siquiera. Como si las balas no pudieran darles a ellos ya que solamente van dirigidas al sheriff.
En fin...

1 comentario:

BUDOKAN dijo...

Me recuerda a esos maravillosos westerns menores de la clase B. Estos films son siempre simpáticos. Saludos!