viernes, marzo 06, 2009

AUSENTE (Stop-Loss) (USA, 2008) Drama. Nota media: 7

Directora: Kimberley Pierce
---
Intérpretes Principales: Ryan Phillippe, Abbie Cornish, Channing Tatum, Joseph Gordon-Levitt, Ciaran Hinds, Timothy Olyphant.
---
Argumento: El sargento Brandon King, un condecorado héroe de la guerra de Iraq, regresa a su pequeño pueblo de Texas.
Brandon intenta adaptarse a la vida civil con la ayuda de su familia y de Steve Shriver, su mejor amigo que también estuvo con él en Iraq.
Brandon y Steve, con otros veteranos amigos, se esfuerzan en acoplarse a una vida que ya habían olvidado hasta que el Ejército vuelve a llamarle para otro periodo de servicio en Iraq. El mundo de Brandon se derrumba. De pronto se encuentra en el centro de un conflicto que pondrá a prueba todos los valores en los que ha basado su vida: la unión con la familia, la lealtad a los amigos, los límites del amor y el valor del honor
.
---
Mi opinión: Interesante film de denuncia, dirigido con honestidad aunque no demasiada fuerza por Kimberly Pierce, recordada autora de "Los chico no lloran".
Se trata de hablar, para criticarlo y si es posible acabar con él, del llamado en Los Estados Unidos de Norteamérica "Stop-Loss", esto es un "reclutamiento encubierto", no oficial, pero que se realiza cotidianamente, cuando han finalizado los soldados su trabajo pueden ser llamados a filas de nuevo si, por ejemplo, no se cubren las demandas.




Está bien el relato y se sigue con facilidad, yendo, y esto es lo mejor, de menos a más, pero Pierce no logra motivar al espectador completamente, debido principalmente a su falta de fuerza dramática. Esto es porque ha elegido un camino poco espectacular, salvo sus escenas de guerra del comienzo, dando más importancia al intimismo, al muestreo de sentimientos profundamente humanos. Y sí, se muestran y quedan merianamente claros, pero también es verdad que a veces la palabra puede a la imagen yendo en detrimento de la emotividad.
Los intérpretes, la mayoría de ello/as jóvenes, cumplen con sus papeles, pero es verdad que les falta calado dramático para llegar al corazón del respetable, que ve todo con algo de distancia, hecho negativo.
Con todo, se aparta de la ligereza y estereotipos de otros filmes por lo que tiene, en líneas generales, más crebilidad que ellos, pero lastimosamente no pasa de un mero entretenimiento, al menos por estos lares. No estoy enterado de ello, pero espero y deseo que allá, en Los Estados Unidos, sí haya tenido predicamento, no en vano se trata realmente el Stop-Loss de una injusticia que debe ser reparada
.