sábado, mayo 02, 2009

KID RODELO (España, Usa; 1965) Western. Nota media: 4


Director: Richard Carlson
---
Intérpretes Principales: Don Murray, Janet Leigh. Broderick Crawford. Richard Carlson. José Nieto. Miguel Del Castillo.
---
Argumento: Kid Rodelo sale de la prisión tras cumplir condena y se dispone a ir a la ciudad donde se comenta dejó 150.000 dólares.
Tres presos se escapan y le siguen los pasos, encontrándose todos ellos en dicho pueblo. Pero tras ellos está un grupo de salvajes pieles rojas que les buscan para matarles.
---
Mi opinión:

"KID RODELO"

El oro que transportaba pasaba sobre ellos como una maldición. Sólo Kid Rodelo podía salvarles: Era el único que conocía el desierto y Joe debía respetarle.
Rifle, revólver o cuchillo. Cualquier arma era buena para adueñarse de 150.000 dólares en oro y una mujer llamada Nora. Se acechaban, se traicionaban, se mataban unos a otros por la espalda.
Delante la soledad, sedienta, yerma e ilimitada, detrás, los indios como lobos carniceros y con ellos, entre ellos, el recelo, el odio y la desesperación".

Así decía la publicidad del programa de mano del cine Ideal de Alicante, allá por 1966 (y que se adjunta).


Muy mal western, adaptación de una novela de Louis L´Amour, que no es precisamente un spaguetti western, pues está coproducida con Los Estados Unidos, tal y como hizo este gran país algunas veces en la década de los sesenta. "Metían" poco dinero pues rodar en España estaba tirado, con intérpretes venidos a menos, y otros del país donde se rodaba, amén de técnicos de los dos países.
El resultado solía ser muy modesto, pero en este caso raya la indigencia. Económica y creativa también, que es lo peor.
Aburridísima, lenta y tediosa como pocas, al comienzo parece será otra cosa. Todo lo del penal da a entender que al menos se pasará el rato...Y en efecto: se pasa, pero mal.



Un rollo difícil de aguantar que, además (no es algo malo por sí solo) es en blanco y negro. Y, hombre, siendo del año 1965, bien se podían haber gastado tres dólares más para que fuera en color, ¿no?.
En fin, que no merece la pena y además da mal rollo al ver a Broderick Crawford, siempre buen actor y a la bellísima Janet Leigh, en este embolado. Aunque, bueno, no todo está mal. Hay una lucha entre un indio con un hacha y el protagonista, con un cuchillo, simpática. Sobre todo cuando comprobamos que el indio es nada menos que Álvaro de Luna. Que está fortísimo, por cierto. Y es que así comenzó el bueno de Álvaro en el cine, con estos personajes. Loable su posterior carrera, siendo ahora un actor tremendamente respetado.