miércoles, junio 03, 2009

TIERRA DEL ORGULLO, LA (Walk the Pround Land) (USA, 1956) Western. Nota media: 6

Director: Jesse Hibbs
---
Intérpretes Principales: Audie Murphy, Anne Bancroft. Pat Crowley, Charles Drake, Tommy Rall. Robert Warwick. Jay Silverheels.
---
Argumento: John Phillip Clum es un buen hombre que ha estado a punto de convertirse en pastor. Sin embargo, al no tener suficiente fe, es nombrado administrador de San Carlos, una pequeña población comandada por el Ejército de Los Estados Unidos, y que pertenece por derecho propio a los apaches.
Pero las luchas con estos son constantes, ya que el más valeroso de sus guerreros, el fiero Jerónimo, junto con un grupo de sus hombres, batallan sin descanso contra el hombre blanco.
En estas circunstancias, Clum deberá intentar que el Ejército abandone la población y además llevarse bien, conquistar el corazón, de los apaches pacíficos, que son casi todos.
Y mientras, espera la llegada de su prometida para casarse con ella, pero le es asignado por el jefe de la tribu, una bella viuda apache, para que le cuide a él y a la casa donde vivirá
.
---
Mi opinión:

"-
¿Dónde está Jerónimo con sus guerreros?
- En Ojo Caliente.
- ¿Y cómo se llega hasta allí?
- Pues hay dos caminos, uno de un día y otro de dos.
- Pues tomaremos el de dos, así viviremos un día más
."




Discreto aunque entretenido western menor, de indudable serie B, dirigida como en él era costumbre, de forma convencional por Jesse Hibbs, buen amante del western y eficaz artesano.
Aquí consigue transmitir al espectador los valores que guiaron a
John Clum, personaje principal del film y que existió realmente. Y es que el argumento se sustenta en la biografía de dicho hombre Woodworth Clum, como le llamaban los apaches), que luchó denodadamente por la dignidad de dicha tribu, siendo odiado por los suyos (el hombre blanco).



Una película de segunda, pero con enseñanzas de primera, universalmente positivas, como el ser respetuoso con el semejante, aunque sea de otra raza, o el intentar en todo momento ser digno y pacífico, dialogando y tratando de entenderse con "el otro" antes que empuñando un arma y usar la violencia.
Bonita fotografía si es que se respeta el Cinemascope, cosa que no ocurrió en la versión que ví por mi televisión autonómica, y entrañables transparencias en unas cuantas escenas.
Además, la gran
Anne Bancfroft (antes de ser grande, en efecto), luce la mar de bien como india, con unos buenos quintales de maquillaje en el rostro.
También hay humor, como cuando el protagonista y su amigo se pelean contra los del pueblo en el saloom.
Una cinta que se olvida fácilmente, pero cumple con su misión de transmitir sanos conceptos que no deben olvidarse
.