sábado, septiembre 26, 2009

GET LOW (USA, 2009) Drama. Media: 6,30



Director: Aaron Schneider
---
Intérpretes Principales: Robert Duvall, Bill Murray, Sissy Spacek, Lucas Black
---
Argumento: Una leyenda ficticia a la vez que real del misterioso ermitaño de Tennessee que en los años 30 organizó su propio funeral con toda la pompa y boato… ¡cuando aún vivía!
“Salvaje” e inadaptado de por vida, Felix Bush fue prácticamente engullido por el poder de los mitos que sobre él circulaban en su ciudad – hasta que el día de su propio funeral se armó del valor suficiente para hacer una sorprendente confesión de por qué le había dado la espalda a la sociedad
.
---
Mi opinión: Entretenido pero insuficiente film del debutante en el largometraje, Aaron Schneider, que tiene un buen material y no sabe bien qué hacer con él pues la atractiva historia se le escapa de las manos viva (bueno, él la mata un tanto con su harta convencional y sin brío realización).
Y es que ¡menos mal que la interpreta alguien como Rober Duvall, que si no...!
Su sola presencia, siempre grata y llena de convicción dramática, eleva la calidad de la cinta, que se queda en un quiero y no puedo, en un intento baldío de emocionar al espectador, presentándole una historia con secreto guardado durante 40 años y donde al final del todo sale a relucir la verdad.






Sí, atractivo e interesante a más no poder, pero desgraciadamente la ñoñez del nuevo director hace que dicha confesión, fundamental para saber qué ocurrió tiempo atrás y el porqué de la decisión de vida y silencio del protagonista, pues hizo que un servidor se durmiera en dicha clave escena dos veces. Sólo durante diez segundos o así cada una de ellas, pero representativas de que, comenzándola a ver a las diez de la noche, la peli se hace larga y algo plomiza.
Y es que el ritmo va decayendo minuto a minuto, aunque su primera media hora o así no está mal, con la divertida presentación del protagonista y del que maravillosamente encarna un magistral Bill Murray. Estos son minutos donde te ríes y sonríes, pero a medida que avanza la cinta, va desmoronándose hasta quedar en algo así como un buen "estrenos TV", es decir, una peli para pasar la tarde de un tedioso domingo.
Bien los intérpretes, quitando al chico joven, soso a más no poder, la excelente fotografía y música, y pare Ud. de contar.
Podría y debería haber sido mejor, pero bueno, es el primer trabajo tras las cámaras de su novel realizador. Seamos indulgentes con él
.