domingo, septiembre 27, 2009

MOTHER AND CHILD (USA, 2009) Drama. Media: 6,70


Director: Rodrigo García.

---
Intérpretes Principales: Naomi Watts, Annette Bening, Samuel L. Jackson, Kerry Washington, Jimmy Smits, David Morse.
---
Argumento: Mother and Child es la historia de tres mujeres y sus principales relaciones amorosas: con sus hombres, con sus hijas y con sus propias madres.
Ante la insistencia de su madre, Karen abandonó a la niña que tuvo con 14 años. Ahora, 36 años después, mientras sigue lamentando la pérdida de su hija, encuentra a un hombre que está dispuesto a darle una familia y aportar un poco de alegría a su vida.
Elizabeth es aquella niña, que ahora lucha con sus propios problemas de familia, sexualidad y poder. Ella también tiene la capacidad de amar, pero será necesario que se quede embarazada para que aprenda a adorar a otra persona. Lucy cree estar preparada para ser madre. Su propia madre será fundamental mientras Lucy aprende a cuidar a la hija que siempre ha querido tener
.
---
Mi opinión: "Bonita" película norteamericana, que clausuró el Festival de Cine Internacional de Donostia, San Sebastián 2009.
Se trata de una película excelentemente interpretada, sobre todo por un prodigio de la escena, como es Annette Benning. Sus expresiones y forma de mirar son una lección de interpretación gratuita. Pero no sólo es ella, sino el resto del elenco interpretativo, que son, más o menos, los incondicionales de Rodrigo García, actores y actrices que suelen trabajar, y muy bien, en sus filmes.



Y este de ahora tiene varias constantes de su filmografía, como el amor que siente por los personajes femeninos, las difíciles relaciones entre estadounidenses y sus asalariados hispanos, y la interrelación entre las diveras historias.
Todo ello bien filmado, con pulso, diversos toques de humor, sobre todo en su primer tercio entre Annette Benning y un adorable Jimmy Smits, y drama, mucho drama, que en el tercio final creo que resulta excesivo.
Y es que esto es su principal reproche, que va más allá del dolor de los diferentes personajes, llevando al espectador a un callejón donde le espera la lágrima fácil, o así parece que desea llevarnos Rodrigo García.
Pero, aparte de lo larga que es la cinta, se degusta gracias a la buena labor de los intérpretes y la humanidad de los personajes.
Está bien y fue un digno final al Certamen
.