miércoles, diciembre 02, 2009

LARGO DOMINGO DE NOVIAZGO (Long dimanche de fiançailles, un) (Francia, USA; 2004) Drama Romántico, Bélico. Media: 7,20

Director: Jean-Pierre Jeunet
---
Intérpretes Principales: Audrey Tautou, Gaspard Ulliel. Dominique Pinon. Chantal Neuwirth. André Dussollier. Ticky Holgado, Marion Cotillard.
---
Argumento: Mathilde y Manech se quieren desde niños. Están prometidos y todo hace parecer tendrá un futuro feliz.
Sin embargo, llega la sangrienta confrontación de la I Guerra Mundial y Manech, al igual que otros miles de compatriotas, deben ir al frente, a luchar contra los alemanes.
Manech es dado por muerto, junto a otros cuatro soldados, todos ellos arrojados al desnudo campo de batalla sin armas que defenserse, a causa de que se les acusa de haberse automutilado para poder irse a sus casas.
En las siguientes horas mueren tres de ellos, pero de dos, uno de ellos Manech, no se sabe nada.
Mathilde, cuando ha finalizado la contienda, comienza, con la ayuda de excompañeros de su prometido y de un peculiar detective, la búsqueda de su prometido, por si no hubiera muerto, dado que nunca se encontró su cuerpo
.
---
Mi opinión: Gran (por lo larga en metraje) película, a cargo de Jean-Pierre Jeunet, un peculiar y personal director, que ya deslumbró a crítica y público con su buen primer trabajo "Delicatessen". En ese trabajo demostró que era un narrador fuera de lo común, sobre todo en el uso de una exposición del mundo real, entremezclado con el surrealismo o más bien hiperrealismo.
Aquí vuelve a hacer lo mismo, mezclando lo puramente humano, con algún elemento o connotación fantástica. Y si no lo son abiertamente, sí que se escapan un poco a la realidad pura.
Como siempre, Jeunet logra en el plano artístico, en el formal, altas cotas de calidad, logrando una ambientación perfecta gracias a una maravillosa fotografía con tonos amarillos y sepias que le confieren ese tono de ilusión, de historia entre real y onírica. Y el diseño de producción, con un vestuario, maquillaje, y efectos especiales, hacen que nos metamos literalmente tanto en el horror de la guerra, como en las mismísimas calles del París de 1917.





Pero todo ello medido con un guión que aborda sin amarillsmo la brutalidad, la sinrazón de la guerra. La mezcla de miedo y terror de los soldados que luchan en ella, en medio de barro, lluvia de balas y bombas, sangre, sudor y lágrimas producidas por la muerte y mutilación.
Es por ello un film abiertamente antibelicista, pero como digo sin querer sentar cátedra, exponiéndolo a través de las peripecias de un pequeño puñado de soldados, completamente superados por la experiencia que están viviendo (y muriendo).
Y en medio de todo ello, el amor, la esperanza, las ganas de sobrevivir y vivir. Con incesantes toques románticos, nada sensibleros, que logran incluso emocionar en alguna ocasión.
La lástima es que, como he dicho antes, es muy larga, pudiéndose haber cortado alguna escena, muy rica plásticamente, pero que no aporta nada interesante a la historia. Y con esas escenas el ritmo se resiente habiendo algún momento que hace te despegues un poquito de lo que estás viendo.
Pero, en líneas generales, es una cinta interesante, positiva por los valores que ensalza y que contiene una poderosisima puesta en escena que la hace muy atractiva visualmente.
Además, podemos ver la labor interpretativa de muchos de los mejores actores y actrices del cine francés, amén de la siempre estupenda
Jodie Foster, que sale poco pero en un buen papel.