viernes, marzo 05, 2010

LOVELY BONES, THE (Huesos amados, los) (Desde mi cielo) (USA, 2009) Fantástico, Psycho Killer, Intriga. Media: 8,66




Director: Peter Jackson
---
Intérpretes Principales: Mark Wahlberg, Saoirse Ronan, Rachel Weisz, Stanley Tucci, Jake Abel, Susan Sarandon.
---
Argumento: En un pueblo aparentemente tranquilo, una niña de catorce años muere brutalmente asesinada por un pederasta vecino de su familia.
Al morir, en vez de ir al cielo, se queda a medio camino, en un extraño lugar, a veces precioso, a veces tristísimo, desde donde puede ver las evoluciones terrenales de los suyos y del hombre que la mató.
Desea avisarles del peligro, pues el killer se ha fijado en su hermana pequeña, y al mismo tiempo que vivan en paz y no le añoren tanto
.
---





Mi opinión: Al parecer, polémica adaptación de la estupenda novela escrita por Alice Sebold. Y digo al parecer, porque según gran mayoría de críticos no ha salido muy bien que digamos en pantalla.
El hecho es que, según he leído por ahí, es un film de estética relamida, escasamente emotiva, muy edulcorada... Pues será verdad, pero a mí me ha gustado mucho y la defiendo.
Me ha parecido una excelente cinta, que combina perfectamente la intriga con la fantasía y el thriller meramente policíaco con psycho killer (o simplemente asesino en serie) de por medio.
El resultado, siempre subjetivamente, es un prodigio de narración, donde no hay tiempos muertos ni escenas de más, aunque sí que se nota que a Peter Jackson le gusta más el componente meramente fantástico que el realista. Bueno, es su opción. Lo que sí me parece es que no le ha salido tan requetebien como en "Criaturas celestiales", para mi gusto casi una obra maestra, pero sí que acierta con las descripciones de los personajes y con sus más profundos sentimientos. Aunque en la novela, como siempre ocurre, están mejor definidos, pero es normal, en la novela te puedes explayar y en una peli se debe condensar.
Estimables interpretaciones, llevándose la palma una vez más la joven Saoirse Ronan, preciosa fotografía de Andrew Lesnie y estimulantes efectos de sonido y alguno visuales.
Además, te mantiene en vilo y el interés no decae en ningún momento durante la proyección.
Creo sinceramente que está siendo subvalorada
.