martes, marzo 16, 2010

MARÍA ESTUARDO (Mary of Scotland) (USA, 1936) Histórico. Media: 5,40




Director: John Ford
---
Intérpretes Principales: Katharine Hepburn, Fredric Marchñ, Florence Eldridge, Douglas Walton. John Carradine. Robert Barrat.
---
Argumento: María Estuardo abandona Francia y regresa a Escocia, dispuesta a ocupar el trono del que es heredera. Pero los conflictos se acumulan: la nobleza le es hostil, comenzando por su medio hermano el conde de Moray, y su apego al catolicismo choca con la fe que predica John Knox, fundador de la Iglesia presbiteriana en Escocia.
Por otro lado, su prima Isabel Tudor, hija ilegítima de Enrique VIII, teme que reclame la corona inglesa.
Su único aliado es el conde Bothwell, comandante de las tropas escocesas, de quien se enamora.
Pero por motivos de estado, debe casarse con Lord Danley
.
---





Mi opinión: Buena película del maestro Ford, que no obstante considero que no está entre lo mejor de la filmografía, algo en lo que los críticos nunca se han puesto del todo de acuerdo.
Pero ya se sabe, cada crítico tiene una opinión, como tiene un culo.
Dejando esta poco políticamente correcta frase, que quizás me podría haber ahorrado, "María Estuardo" es un prodigio de narración en cuanto que, con más bien pocos medios, consigue interesar al espectador desde el primer fotograma.
La presencia de la inmortal
Katharine Hepburn, aquí bellísima y primorosamente iluminada, da una pátina de autenticidad e inmortalidad a su personaje, que le integra de lleno y para siempre en la leyenda, amén de en la Historia.
Siguiendo fielmente lo escrito desde siempre por los historiadores, pero otorgándole Ford su particular punto de vista, el film alcanza altas cotas cinematográficas en diversos aspectos. Tales como las estupendas interpretaciones del triunvirato formado por la Hepburn, Fredric March y
Florence Eldridge, esta como una impacable Isabel Estuardo, hija de Enrique VIII y Ana Bolena.
La escena final con las dos mujeres frente a frente, el día anterior a la ejecución de María Estuardo, es intensa y demuestra la valía verdadera de cada una de ellas, en lo que han triunfado y en lo que han fracasado.
Una cinta hermosa en su tristeza y hasta cierta amargura, al mostrarnos a una íntegra mujer que prefirió ser reina de su corazón antes que de, por ejemplo, Inglaterra.