sábado, abril 10, 2010

ANIMALES HERIDOS (Animal ferits) (España, 2005) Drama. Media: 6,65


Director: Ventura Pons
---
Intérpretes Principales: José Coronado. Aitana Sánchez-Gijón. Cecilia Rossetto. Marc Cartes. Cristina Plazas.
---
Argumento: Tres historias diferentes: en la primera, dos profesionales de alto standing se conocen y desde ese momento se convierten en amantes. Cada martes, a las 17:23 h. se hospedan en el Hotel Reina Sofía y hacen el amor desaforadamente.
Como ella es decoradora de interiores, quedan con la mujer de su amante para hacer un reportaje de su casa.
En la segunda historia, un matrimonio, aún joven, pero aburrido, van de vacaciones a Cadaquest. Allí siguen sus rutinarias vidas, hasta que un día, cuando él vuelve de pescar por la noche...
Y en la tercera se aborda la relación de la criada mejicana de la señora de la primera historia, con su novio peruano, recién llegado a Barcelona. A él le atraerán sobre manera, no solo las mujeres españolas, sino todo lo que las gentes pudientes tienen en sus vidas
.
---
Mi opinión: Película de Ventura Pons, que adapta la novela "Animals tristos", de Jordi Punti.
Como siempre en él es habitual (en Pons), los personajes que pueblan la cinta, están o quedan como refleja el título, heridos, heridos en sus frustraciones diarias, en sus aburridas y grises vidas, en sus exitosas vidas profesionales, pero faltos del amor verdadero y de algo que le dé consistencia a sus, en el fondo, vacías vidas, y/o heridos en el amor.
Pons vuelve a dirigir de forma elegante y sofisticada, con una buena puesta en escena y logrando que con más bien pocos mimbres, las historias se sigan con cierto interés. Y si digo cierto es porque "Animales heridos" es una película muy irregular para mi gusto.




Las tres historias tienen desigual interés, con la primera, la mejor, muy buena y uniendo el drama con el humor. Se puede decir que es una comedia crítica con la vida de los altos ejecutivos o profesionales, que tienen una doble vida, más bien porque se aburren y pasan el tiempo así, para no comprobar que están faltos de lo existencial.
En esta historia, José Coronado y Aitana Sánchez-Gijón están estupendos, ella muy sen/sex/ual.
La segunda, quizás por estar en el medio, es la más floja, aunque tiene un final bueno, pero le falta vida y es algo monótona. Claro que es a propósito, para reflejar lo vulgar y repetitivo que se ha hecho su diaria relación, falta de pasión.
Y la tercera es algo desigual, aunque refleja perfectamente las ansias, anhelos y sueños de un inmigrante que descubre los placeres de la buena vida y logra saborearlos aunque sea por muy poco tiempo, tan poco que más bien ha parecido un sueño.
Se trata de una película tranquila, con excelente fotografía y cálida música, pero a la que le falta algo de brío, siendo más bien poco emotiva, cosa que no sucecía en anteriores trabajos de Pons, que erizaba el vello del espectador con los problemas de sus personajes
.