miércoles, abril 28, 2010

TRAUMA (Violación fatal) (España, 1977) Psycho-Killer, Terror. Media: 3,80


Director: León Klimovksy
---
Intérpretes Principales: Ágata Lys, Heinrich Starhemberg, Ricardo Merino, Isabel Pisano, Antonio Mayans, Sandra Alberti. Irene Foster, Aparicio Rivero.
---
Argumento: Un escritor que, al parecer está huyendo de sus bella esposa, va a pasar unos días tranquilo en una un parador, en pleno campo.
Está regentado por un matrimonio, aunque al marido no se le ve pues siempre está en el piso superior, junto a su gato. Al parecer está enfermo, o eso le cuenta al huésped la sensual esposa, que es la que verdaderamente lleva todo el peso del negocio.
Ambos, huésped y dueña, se llevan bien y conversan amigablemente siempre que pueden, pero en estas llega una joven pareja de montañeros, que a la menor ocasión se mete mano delante de todos. Esto enoja enormemente a la dueña, que está harta de ellos pues, además, no paran de pedirle cosas para comer.
Por la noche, mientras la pareja de tortolitos hace el amor, una extraña presencia les observa. Es inquietante y además lleva en su mano una cuchilla de afeitar. Pronto hará uso de ella en la garganta del muchacho que ha salido de la habitación a ver quién anda por ahí de voyeur
.
---
Mi opinión: Muy mala película de terror o más bien del subgnénero del Psycho killer.
Está rutinariamente dirigida por León Klimovsky, un argentino que vino a España a realizar un film y aquí se quedó, haciendo una carrera mediocre pero con algunos títulos que dieron bastante dinero.




En esta ocasión, y que yo sepa, no lo logró, dada su precariedad económica, pues es una cinta muy barata, con pocos medios e intérpretes simpáticos, pero nada estimables por sí mismos.
La tensión dramática no existe y las escenas de los asesinatos están expuestas tórpemente.
En cuanto al componente erótico, que siendo de finales de los setenta y con la muy sensual (y sexual) Ágata Lys de protagonista, no podía fallar, resulta ridículo, con una escena de "destape" que causa vergüenza ajena (por muy buena que estuviera Ágata en aquella época).
Por su parte, el final, cosa siempre importante en este tipo de films (en este caso casi engendro) no puede ser más chapucero, pretendiendo, digo yo, ser impactante, epatante, pero es tan malo y soso que no causa sino desidia.
Lo mejor, los bonitos paisajes que salen, de Las Navas del Marqués (Ávila).
Como curiosidad, tiene el subtítulo de "Violación fatal", sin duda como reclamo para que se fuera a ver. Ni por esas
.