domingo, mayo 16, 2010

ROBIN HOOD (USA, UK; 2010) Aventuras. Media: 7


Director: Ridley Scott
---
Intérpretes Principales: Russell Crowe, Cate Blanchett. Max von Sydow. William Hurt, Mark Strong. Oscar Isaac. Danny Huston. Eileen Atkins.
---
Argumento: Inglaterra, siglo XIII. Robin, un magnífico arquero al servicio del rey Ricardo, lucha contra las tropas francesas.
Cuando Ricardo muere, Robin se traslada a Nottingham, encontrándose una ciudad dirigida por un "sheriff" corrupto que exige impuestos exorbitantes.
Allí se enamora de lady Marion (Cate Blanchett), una viuda con carácter que no acaba de creerse la motivación del cruzado de los bosques.
Con la esperanza de ganarse el corazón de la dama, Robin reúne a un grupo de letales mercenarios, encabezando una rebelión contra la corona que alterará para siempre el equilibrio del poder
.
---
Mi opinión: "Pre-cuela" por así decirlo, de las míticas y simpáticas películas que sobre Robin Hood se han hecho anteriormente.
Quiero decir con esto que lo que aquí se narran, son los acontecimientos que hicieron posible que el llamado Robin Hood se convirtiera en un proscrito y el Rey pusiera precio a su cabeza (y a sus seguidores, que se vieron forzados a esconderse en el bosque de Sherwood).
Todo esto último no sale en el film (excepto en el epílogo) pues se centra en la vida guerrera del héroe, cómo conoce a su amada y cómo se convierte en líder natural en la lucha contra la invasión francesa.
Todo esto bajo el particular prisma de
Ridley Scott, que logra una cinta muy entretenida, vistosa, a ratos enormemente espectacular, y que, si no se le exige demasiado, deja un buen sabor de boca.
De larga duración (tampoco excesiva: dos horas y cuarto aproximadamente) no cansa en aboluto ya que no existe prácticamente un sólo tiempo muerto. Quizás se desarrollen los acontecimientos un poquillo rápido, sin un pequeño tránsito para el descanso físico y para el diálogo sosegado.




Pero es que Scott prima la acción sobre la filosofía o el mero pensamiento, aunque sus buenos diálogos (quizás mejor discursos) tocan de lleno aspectos de rabiosa actualidad, como se suele decir. Me refiero que la crítica a los altos estamentos, a las tiranía de los poderosos, es clara, mostrándose (con excelentes muestras de humor a cargo del malvado Rey, como la escena del anillo...) cómo se las gastan los más altos poderosos hacia sus súbditos (hoy en día "ciudadanos"). Sus promesas, la esperanza de que el pueblo mejorará, que no le faltará de nada, quedan en aguas de borraja cuando alcanzan la poltrona. ¿Y sobre quién se ceba su furia y/o envidia? ¡Claro! ¡Hacia quien más ha hecho por él!
Una película que no defrauda, salvo a quienes deseaban o esperaban ver algo más pretencioso, "profundo". Francamente no sé lo que esperaban, yo me lo he pasado fenomenalmente. ¿Que se puede olvidar fácilmente? Bueno, como tantas otras, pero su objetivo: hacer que la peña se lo pase bien, lo cumple perfectamente
.