lunes, abril 22, 2013

CAZA, LA (Jagten) (Drama, 2012) Dinamarca. Nota media final: 7,20




Director: Thomas Vinterberg
---
Intérpretes Principales: Mads Mikkelsen, Alexandra Rapaport, Thomas Bo Larsen, Annika Wedderkopp, Anne Louise Hassing, Lars Ranthe, Lasse Fogelstr¿m, Susse Wold, Ole Dupont, Sebastian Bull Sarning.
---
Argumento: Tras un divorcio difícil, Lucas, de cuarenta años, ha encontrado una nueva novia, un nuevo trabajo y se dispone a reconstruir su relación con Marcus, su hijo adolescente. Pero algo va mal. Un detalle. Un comentario inocente. Una mentira fortuita. Y mientras la nieve comienza a caer y las luces de Navidad se iluminan, la mentira se extiende como un virus invisible.
El estupor y la desconfianza se propagan y la pequeña comunidad se sumerge en la historia colectiva, obligando a Lucas a luchar por salvar su vida y su dignidad
---


Mi opinión: Excelente film danés, realizada por uno de los creadores del Dogma, Thomas Vinterberg, que ya en su primer film: "Celebración", causó cierta polémica por la crudeza y desarrollo de la historia: los abusos sexuales dentro de la propia familia.
En este caso todo se basa en la falsa declaración de una niña (se sabe al comienzo, en esto no hay sorpresa), que hace sobre un adulto, un hombre bueno y sencillo, que atraviesa una etapa en su vida ciertamente difícil: su propio divorcio y lucha con su ex-cónyuge por ver a su propio hijo lo que le gustaría.
En medio de un bucólico paraje escandinavo, poblado de buenas gentes, amantes de la familia y temerosos de Dios, un rumor, algo equivocado, cae como una maldición sobre el protagonista, que no sabrá ni podrá demostrar su inocencia. Todos le han declarado culpable, así que...
Soberbia interpretación de Mads Mikelsen, que siempre lo hace estupendamente, y del resto del elenco.
El director y guionistas juegan con la baza de que el espectador sabe la verdad, y no como casi todos los personajes, lo que hace que la rabia y el estupor se sientan en nuestros corazones. Me gustaría saber si estos sentimientos, tan claros en nosotros, los tendríamos también si no supiéramos la verdad, si dudáramos del protagonista. Tal vez no seríamos nada distintos de los miembros de esta Comunidad. Un dato para la reflexión que yo me he hecho, sin pretenderlo.
Quizás no sea completamente redonda, muy regular en su ritmo, pues la primera hora es extraordinaria, para más tarde pararse hasta hacerse en algunos momentos demasiado íntima, pero eso ocurre para irnos preparando para un último tercio lleno de drama, fuerza y tensión.
El final, que se ha pretendido ambigüo, no creo que lo sea en absoluto, creo que está más claro que el agua...