domingo, marzo 20, 2016

CIEN AÑOS DE PERDÓN (España, 2016) Acción, Thriller






Director: Daniel Calparsoro
---
Intérpretes PrincipalesRodrigo De la Serna, Luis Tosar, Raúl Arévalo, Patricia Vico, José Coronado, Joaquín Furriel, Marian Álvarez, Luciano Cáceres, Luis Callejo, Joaquín Climent.
---



ArgumentoUna mañana lluviosa, seis hombres disfrazados y armados asaltan la sede central de un banco en Valencia. 
Lo que parecía un robo limpio y fácil pronto se complica, y nada saldrá como estaba planeado. 
Esto provoca desconfianza y enfrentamiento entre los dos líderes de la banda, “El Uruguayo” y “El Gallego”. Pero ¿qué es exactamente lo que buscan los atracadores?
---
Mi opiniónEntretenida e interesante película de acción, un thriller con genuino sabor a género negro, con reminiscencias socio-político-económicas de rabiosa actualidad.



Está de moda, hoy en día, crear filmes donde, además de la acción, de la intriga intrínseca a productos con parecidas historias, se hable de lleno de la corrupción política, de los banqueros, de la connivencia de la Policía o diversos Servicios Secretos del Estado, con lo que se da una pátina de cine actual que hable sobre hechos vergonzosos que acontecen en nuestra sociedad sin que, las más de las veces, el común de los ciudadanos no puede tomar arte ni parte en ellos, siendo una mera marioneta, conejillo de indias o simples chivos expiatorios.
De todo ello se habla en esta cinta española, con medido guión de Jorge Guerricaecharría,  dirección intensa de Daniel Calparsoro y entusiastas interpretaciones, sobresaliendo Rodrigo de la Serna en su rico personaje.
Sin embargo, no todo convence. Para comenzar, pues lo que he dicho antes, que se quiere hablar de muchas cosas, quizás de demasiadas, las situaciones son irregulares, y los picos de emoción no son sostenibles, habiendo estupendos momentos de intriga con otros donde el ritmo decae.



De todos modos, en líneas generales el film consigue, sobre todo, amenizar al espectador, que siempre está pendiente de cuanto ocurre, y que al final, creo, que más o menos se queda con un buen sabor, habiéndosele ofrecido un producto más que digno y honesto, que no engaña al espectador y que, quizás, le haga reflexionar sobre algunos oscuros y vergonzosos aspectos sobre lo que ya he comentado anteriormente.
Creo que está bien y cumple con lo prometido, aunque bien es cierto que podría haber sido mejor.