jueves, abril 28, 2016

MALA SANGRE (Mauvais sang) (Francia, 1986) Thriller, Fantástico






Director: Leos Carax
---
Intérpretes PrincipalesDenis Lavant, Michel Piccoli, Juliette Binoche, Julie Delpy, Hans Meyer, Hugo Pratt, Serge Reggiani, Carroll Brooks.
---



ArgumentoParís, en un futuro cercano. 
Marc y Hans son dos ladrones que deben dinero a una intransigente mujer americana que les da sólo dos semanas para pagar. 
Planean robar y vender un nuevo antídoto para curar un virus parecido al del SIDA, que está matando a los que "practican el amor sin amor", pero necesitan un cómplice. 
Reclutan a Alex, alias "lengua veloz", un chico rebelde que acaba de romper su relación con su novia de 16 años de edad.
---



Mi opiniónPersonalísimo trabajo de Leos Carax, un realizador indudablemente con un universo propio y unas hechuras técnicas que se escapan de lo rutinario, de lo trillado, de lo mil veces visto.
En esta ocasión narra una historia que se puede insertar en dos géneros bien distintos, por una parte, y esta es la más clara, en el genuino negro, en el thriller de gángsters, de personas al otro lado de la Ley. Y en el otro, un fondo de ciencia ficción o/y fantástico (esperemos que no de anticipación), del que apenas se habla un par de veces, pero que el leif-motif de la historia.
El film tiene un primer tercio excelente, con la presentación de los principales personajes, un modo de mover la cámara que epata, y una utilización de la música ejemplar. Se añade a todo esto unos muy estimables intérpretes, entre ellos las dos actrices principales, unas jovencísimas, bellísimas, guapísimas y magnéticas Juliette Binoche y Julie Delphy.




Sin embargo, poco a poco va cayendo, no sé yo si en la autocomplacencia, pero las imágenes se vuelven, a mi entender, vacuas, muy bonitas, pero huecas, vacías. Hay escenas buenas, con incluso algo de humor, como cuando el protagonista le hace unos trucos de magia a Binoche, pero la intensidad dramática baja y el interés por la historia disminuye. Menos mal que el último tercio, sin ser memorable vuelve a tener ritmo y el final es bueno.
Pero en líneas generales no me ha convencido y la pátina que tiene de "película de culto", creo sinceramente que le viene bastante grande.
Y es que, fondo y forma no casan bien, siendo la forma lo más conseguido, mientras el fondo resulta muy irregular.
Con todo, como he dicho antes, tiene su personalidad y no sigue el esquema de muchos otros filmes.