sábado, junio 11, 2016

WARCRAFT: EL ORIGEN (Warcraft: The Beginning) (USA, 2016) Fantástico, Aventuras






Director: Duncan Jones
---
Intérpretes PrincipalesTravis Fimmel, Robert Kazinsky, Ben Foster, Toby Kebbell, Dominic Cooper, Paula Patton, Daniel Wu, Clancy Brown, Glen Close.
---



ArgumentoEl pacífico reino de Azeroth está a punto de entrar en guerra para enfrentarse a unos terribles invasores: orcos guerreros que han dejado su destruido su mundo para colonizar otro. 
Al abrirse un portal que conecta ambos mundos, un ejército se enfrenta a la destrucción, y el otro, a la extinción. Dos héroes, uno en cada bando, están a punto de chocar en un enfrentamiento que cambiará el destino de su familia, su pueblo y su hogar. 
Así empieza una espectacular saga de poder y sacrificio donde se descubren las numerosas caras de la guerra y donde cada uno lucha por lo suyo. 
---



Mi opinión: Adaptación del popular videojuego homónimo, con guión del propio realizador y de Charles Leavitt según la historia y personajes de Chris Metzen.
Y es una buena adaptación teniendo en cuenta la dificultad de la empresa, donde en largometraje resulta muy difícil extraer todas las ideas del popular juego. 
Pero Duncan Jones y su competente equipo artístico logran un producto, para empezar, bastante entretenido, en todo momento interesante y vistoso, aunque con evidentes arritmias en su desarrollo.
Es irregular por la parte central, después de un potente comienzo, y la parte final es incluso algo emotiva, gracias sobre todo al excelente personaje de Garona, muy bien interpretada por la siempre preciosa (incluso aquí, mitad humana, mitad orco) Paula Patton. Ella es en realidad la protagonista, aunque es posible (no he contado los minutos, claro está) que salga más en pantalla Travis Fimmel. Pero Garona tiene mucha más sustancia y sobre ella se articula un argumento que mezcla la fantasía (imaginación a raudales), con la aventura, el género bélico, la intriga y un poco de romanticismo.



No es redonda y tiene sus cosillas que hacen que no salgas del cine con la sensación de que has visto algo grande, pero para ser la primera de una saga que, supongo, nos vendrá en años venideros, no está nada mal y nos deja con ganas de ver cómo continuará todo.
Sólo espero que no tarden mucho, que uno ya tiene una edad...
Soberbio trabajo de Gavin Bocquet en el rico diseño de producción, y un maquillaje y vestuario perfectos.