sábado, septiembre 10, 2016

BEN-HUR (USA, 2016) Péplum, Religioso






DirectorTimur Bekmambetov
---
Intérpretes PrincipalesJack Huston, Toby Kebbell, Morgan Freeman, Rodrigo Santoro, Nazanin Boniadi, Ayelet Zurer, Pilou Asbæk, Sofia Black-D'Elia, Marwan Kenzari, Moises Arias, James Cosmo, Haluk Bilginer, David Walmsley, Yasen Atour, Francesco Scianna, Gabriel Lo Giudice, Denise Tantucci, Jarreth J. Merz, Iaon Gunn, Dato Bakhtadze, Yorgos Karamihos, Christopher Jones, Craig Peritz, Simone Spinazze, Alan Cappelli Goetz, Jay Natelle, Julian Kostov, Maurice Lee, Stefano Scherini, Alessandro Giuggiol.
---



Argumento: Judah Ben-Hur  es un príncipe falsamente acusado de traición.
Su hermano adoptivo Messala, un oficial del ejército romano no le ayuda y a Ben-Hu les desposeen de su título y le separan de su familia y de la mujer que ama. Además es condenado a la esclavitud en las galeras. 
Después de varios años, Judah regresa a su tierra natal en busca de venganza.
---



Mi comentarioRemake para la gran pantalla de la célebre novela de Lewis Wallace, realizado por el inefable Bekmambetov, con todo lo que eso supone o podría suponer.
Se la ha criticado mucho, incluso antes de verse. Una vez la he visto en compañía de mis buenos amigos Manu, Joseba e Iker puedo decir que no es lo que se dice una buena película, pero tampoco creo que se haya merecido el escarnio de algunos críticos sesudos y simples espectadores a los que les gusta comparar más que a un mono un móvil.
Para comenzar el realizador ruso ha efectuado muchos cambios, tanto en la forma (normal dado los años pasados desde la de Wyler), como de fondo. En este sentido hay cambios sustanciales en diversos personajes, sobre todo el de Messala. Todo el epílogo del film está cambiado y se ha simplificado todo para el gusto y degustación del gran público.



El resultado final es aparente, no creo que sea una película aburrida, ni mucho menos, y tiene picos de interés y evidentes caídas de ritmo en algunos tramos. Pero la famosa carrera de cuadrigas está bien realizada, tiene fuerza y resulta espectacular. Asimismo, me ha gustado mucho la reducción de la familia de Ben-Hur por parte de los romanos, una vez sucede lo que les traerá innumerables desgracias. Por contra, el episodio de las galeras queda un tanto oscuro y algo por debajo de lo esperado.
En resumidas cuentas, que tampoco merece la pena extenderse mucho, creo que es amena en su mayor parte y que puede verse sin ningún problema. Ahora bien, también se puede olvidar con suma facilidad, tal es su falta de personalidad.