martes, septiembre 06, 2016

LOBOS SUCIOS (España, 2015) Thriller, Bélico







Director: Simón Casal de Miguel
---
Intérpretes PrincipalesMarian Álvarez, Manuela Vellés, Isak Férriz, Pierre Kiwitt, Thomas Coumans, Sam Louwyck, Ricardo de Barreiro, Xose M. Esperante.
---



ArgumentoLos alemanes han hallado algo que no había en el resto de Europa: wolframio, un mineral estratégico para la industria de guerra nazi. 
En los remotos bosques gallegos, ingenieros nazis y guardia civil española dirigen la gran instalación minera, donde conviven presos políticos que redimen sus penas y trabajadores libres procedentes de las aldeas pobres de los alrededores. 
La región se convierte entonces en un nido de espías de los servicios secretos nazis y aliados.
En medio de todo esto están dos hermanas, la una a cargo de una hija muy enferma, y la otra que trapichea con el wolframio que consigue de estraperlo.
---



Mi comentarioCreo que se trata de una ambiciosa producción española, que narra una historia basada en un hecho real que se prolongó durante unos años en tierras gallegas, durante el cual presos españoles y gentes del lugar extrajeron el wolframio que los alemanes necesitaban para construir tanques y armamento para seguir luchando durante la II Guerra Mundial. 
Y digo ambiciosa por cuanto se nota que hay medios en cuanto a dirección artística, elenco internacional interpretativo y un empaque técnico impecable que otorga verosimilitud a la ambientación.
Pero fracasa, o al menos, para no ser tan duro con la cinta, no llega a convencer nunca por algunos hechos en verdad incongruentes que le restan credibilidad.
Mezcla el drama con la aventura o el thriller de genuino género negro, sin que resulte convincente en ningún momento, aunque no se puede decir que aburra. Pero se nota que algo falla en casi todo momento, quedando todo en un quiero y no puedo.



Por ello se pasa el rato, pero no llena y al final te deja un regusto amargo como de trabajo con los mimbres necesarios para gustar mucho, pero que no lo hace y se queda en medio camino, quién sabe si por la inexperiencia del realizador o porque el argumento hace aguas queriendo trascender pero muriendo en la orilla.
Se puede ver, pero te deja insatisfecho. Y es una pena por cuanto estas historias verdaderas sucedidas durante nuestra contienda, merecían mejor suerte, pero no hay manera de hacer algo completamente redondo.
Lo mejor, la brillante fotografía de Sergi Gallardo, y las dos protagonistas, sobre todo, para mi gusto, Manuela Vellés.