viernes, octubre 21, 2016

ALIENS, EL REGRESO (Aliens) (USA, 1986) Ciencia Ficción








Director: James Cameron (1)
---
Intérpretes PrincipalesSIGOURNEY WEAVER (1, 2, 3, 4, 5), LANCE HENRIKSEN (1), MICHAEL BIEHL, CARRIE HENN, PAUL REISER, BILL PAXTON (1, 2, 3), William Hope, Jenette Goldstein, Al Matthews. Mark Rolston Ricco, Ross. Colette Hiller. Daniel Kash.
---



Argumento: El monstruo de la primera entrega pareció morir, sin embargo existen muchos congéneres que han salido de una madre. 
La teniente Ripley tratará de matar a todos.
---
Mi comentario

"- ¿Vas a decirme lo que tengo dentro del vientre?
- Tienes un monstruo. Esos tipos han pirateado la lanzadera donde estabas. Han vendido tu criotubo a ese tipo, y han colocado un alien dentro de tu cuerpo. Un espécimen muy agresivo saldrá dentro de tí haciéndote estallar la caja torácica y morirás. ¿Más preguntas?"




Continuación de la primera entrega, no tan buena, quizás, como la primera para muchos y mejor para otros.
Lo cierto es que la mayor pega, cosa lógica, es que no tiene a su favor el factor sorpresa, esto es, ya conocemos al monstruo, o monstruos. Pero en el resto de factores quizás aumente su calidad, como en los efectos visuales y, sobre todo, de sonido, con los que cosechó numerosos premios internacionales.
Fue el espaldarazo definitivo dentro de la industria de James Cameron, que con este ambicioso y no fácil proyecto, demostró a Hollywood que se podía contar con él para mayores empresas.



El resultado final es una cinta muy entretenida, encomiable en su sentido del espectáculo y la intriga, y con excelentes escenas de acción.
Por su parte, Sigourney Weaver cimentó aún más la aureola de estrella del cine de acción, desarrollando en pantalla el cometido que cualquier actor hombre pudiera hacer.
Como he dicho anteriormente, este film tuvo numerosos premios internacionales, entre los que destacan su dos Óscars: mejores efectos especiales y mejores efectos sonoros.
Pero también Cameron y Weaver tuvieron los suyos.
Todavía tiene mucha fuerza y el paso del tiempo no le ha hecho daño