sábado, noviembre 19, 2016

VERDAD DUELE, LA (Concussion) (USA, 2016) Biografía (Biopic), Deportivo






Director: Peter Landesman
---
Intérpretes PrincipalesWill Smith (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8), Gugu Mbatha-Raw, Alec Baldwin (123456,  7, Albert Brooks (1, 2), David Morse (1, 2, 3, 4, 5), Eddie Marsan, Stephen Moyer, Luke Wilson, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Bitsie Tulloch, Matthew Willig, Paul Reiser, Richard T. Jones, Mike O'Malley, Arliss Howard.
---



ArgumentoEl Dr. Bennet Omalu es un neuropatólogo forense que descubrió el síndrome postconmoción cerebral, que tanto daño causó a numerosos jugadores de fútbol americano, provocando incluso el suicidio de muchas estrellas de la liga NFL afectadas por el síndrome, como Dave Duerson y Junior Seau.
Se relato su descubrimiento y la lucha que tuvo que sostener contra diversos estamentos, sobre todo deportivos, para sacarla a la luz.
---



Mi comentarioEntretenido (biopic, me temo, más que film estrictamente biográfico) sobre el Dr. Bennet Omalu, patólogo nigeriano que se fue a las Américas (a EEUU concretamente), para labrarse un porvenir, pues según dijo no recuerdo ahora quién, es ahí donde Dios envía a sus elegidos.
La película, en líneas generales es amena, pero tiene, para mi gusto, dos partes bien diferenciadas. La primera es la mejor con mucha diferencia, cuando se encarga de descubrir porqué gente joven aún, ex-atletas que jugaban nada menos que al fútbol americano, morían después de forma violenta después de sufrir trastornos que otros médicos achababan al estrés, Alzheimer, o simplemente porque tomaban drogas o infinidad de medicamentos.



Esta investigación y la relación del protagonista con sus compañeros de profesión y con su jefe (estupendo Albert Brooks), está muy bien definida y constituyen sus escenas las mejores de la función.
Sin embargo su segunda parte (por así decirlo) baja mucho, quizás no en intensidad, pero sí en cuanto a credibilidad, no en vano comienzan a aflorar más de la cuenta momentos sentimentaloides y efectistas, pues el protagonista ya pasa de ser un científico investigador a un santurrón, así como su abnegada esposa, todo amor, paciencia y comprensión para con su marido (preciosa Gugu Mbatha-Raw).
Con todo, se ve bien y creo que gusta, pero sin duda que podría y debería haber sido mejor película, por todo lo ya expuesto.