lunes, diciembre 12, 2016

1944 (Estonia, 2015) Bélico







DirectorElmo Nüganen
---
Intérpretes PrincipalesMärt Pius, Mait Malmsten, Ain Mäeots, Magnús Mariuson, Kristjan Sarv, Maiken Schmidt, Rain Simmul, Ivo Uukkivi, Henrik Kalmet, Marko Leht, Kristjan Üksküla, Tõnu Oja.
---



Argumento:1944, Segunda Guerra Mundial. Los soldados estonios están luchando en la frontera entre Europa y Rusia, donde tienen lugar la Batalla de Tannenberg Line y la de Tehumardi. 
Algunos soldados han sido alistados a la fuerza en el ejército rojo, otros desde las SS con el bando nazi. 
Obligados a enfrentarse entre sí por una causa que les resulta ajena, los estonios luchan de una forma u otra contra sus compatriotas. 
Pero las decisiones debían tomarse, tanto por parte de los soldados como de sus seres queridos.
---



Mi comentarioExcelente film estonio, que representó a su país en la carrera de los Óscars de Hollywood.
Se trata de un duro, emotivo y ¿esperanzador? relato, donde la muerte, el miedo, el amor, están mezclados con singular verismo, resultando al final, y esto es lo mejor, en un canto a la fraternidad, a la unión entre los hombres, al horror y la sinrazón de la guerra, y más si es fraticida.
Una película humanista, antimilitarista y contra los regímenes, los Gobiernos, que usan y abusan de sus conciudadanos para llevar a cabo sus asquerosos planes de expansión, ideas y poder.
Magnífica puesta en escena con gran profusión de medios, o así lo parece, tal es la fuerza de sus escenas de guerra, aunque las intimistas no se quedan aparte, yendo la cinta hacia un final realmente emotivo por su hondo humanismo, no utilizando escenas sentimentaloides, sino antes al contrario, duras e inclementes.



Al final te queda la sensación de haber visto y oído una historia conmovedora, violenta como la guerra misma, con todos los puntos de vista expuestos, los de los dos bandos, coincidiendo ambos en que los pobres soldados están a merced tanto de las balas del "enemigo", en este caso incluso conciudadanos, como de la miseria moral de quienes les gobiernan, y ordenan directamente, como se demuestra en los minutos finales, en una escena terrible, que no se casa con nadie y deja una sensación en el espectador de rabia e impotencia.
Un gran film, que convence en todas sus propuestas.