jueves, diciembre 15, 2016

TENEMOS 18 AÑOS (España, 1959) Comedia








Director: Jesús Franco (1, 2, 3, 4, 5, 6)
---
Intérpretes PrincipalesIsana Medel, Terele Pávez (1, 2), Antonio Ozores (1, 2, 3), Luis Peña (1, 2, 3), Mercedes Alonso (1), Rafael Bardem (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7), Carmen Lozano, Licia Calderón, Javier García, María Luisa Ponte (1, 2), Pablo Sanz, Aníbal Vela, Juan José Vidal, Rufino Inglés (1, 2, 3).
---



ArgumentoIncitadas por su primo, dos adolescentes emprenden un viaje en el que esperan vivir todo tipo de aventuras. 
Al no conseguirlo, optan por imaginárselas y terminan creyendo que han sido secuestradas y encerradas en un siniestro castillo.
---
Mi comentario

"- Llevar también un búho, que siempre viene bien en un viaje.
- No, mejor un loro.
- ¿Un loro, para que luego vaya por ahí contándolo todo?".




Primer largometraje del tío Jess y ciertamente un film curiosísimo, inclasificable, que mezcla diversos géneros, siempre bajo una capa "familiar", no en vano se trata de una cinta "para todos los públicos". Y eso que hay dos historias, más para mayores que para niños, incluso con asesinatos y sangre, amén de la historia del criminal fugado, que gracias a un excelente monólogo a cargo del actor que lo interpreta: Luis Peña, alcanza cotas sensibles, emotivas y bastante tristes. No en vano habla de lo que para él significa ser libre, sentir que es una persona normal a quien la gente le vería, de ser así, en la calle y le saludaría "Buenos días"...
Es cierto que es algo irregular, pero en todo momento es divertida, no de descojono, pero sí llena de fina ironía, ingenuidad buscada y montañas de imaginación, tanto en la forma como en el fondo.



Se trata de una cinta muy bien dirigida e interpretada, con una excelsa fotografía a precioso color a cargo de Eloy Mella, y su simpatía (la de la peli digo) llega a ser desbordante... si se entra en ella, no en vano es verdad que es una gran marcianada, loca en algunos momentos, cosa marca de la casa Jesús Franco, pero creo honestamente que muy disfrutable.
Yo me lo he pasado en grande aunque es verdad que su primer tercio, con Antonio Ozores de gran protagonista puede hacer pensar que será una pesadez pues su personaje no para de hablar. Pero si se le escucha, oiremos perlas, chorradas para algunos, francamente ingeniosas y descacharrantes.
Me lo pasé muy bien viéndola, la verdad. Y creo por ello que es una película que se debe reivindicar.