miércoles, febrero 08, 2017

CONTAMINACIÓN (No Blade of Grass) (USA, 1970) Anticipación, Acción







Director: Cornel Wilde
---
Intérpretes PrincipalesNigel Davenport (1, 2), Jean Wallace, John Hamill, Lynne Frederick, Patrick Holt, Michael Percival, Ruth Kettlewell, Anthony Sharp, Tex Fuller, Wendy Richard.
---



ArgumentoEn un futuro próximo, la polución ha llegado a tal extremo que se ha desarrollado un virus letal que está acabando con la humanidad. 
Algunos países bombardean las ciudades más pobladas para acabar con el foco de infección. 
Ante esta situación, dos familias huyen hacia lugares más saludables.
Pero la lucha por la supervivencia será terrible y sacará lo peor de todos los seres humanos.
---
Mi comentarioDecepcionante film de ¿anticipación?, aunque esto se comprueba al final (lo de que decepciona), no en vano comienza muy bien, con una exposición documental y documentada acerca de la deriva de nuestro planeta Tierra y sus habitantes, una deriva peligrosa, quizás trágica, a causa principalmente de la contaminación, que putrefacta tierras, mares, lagos, campos... y a los seres humanos y sus comportamientos, otrora cívicos, ahora, por mor del mero instinto de supervivencia, egoístas y hasta criminales si llega el caso.


La primera media hora, pues, es de gran calidad, con el contraste entre las durísimas imágenes que contemplamos en la televisión, con niños famélicos a punto de morir de hambre, y los comensales del restaurante donde ven la tele, que se atracan de la comida que allí se les sirve.
Sin embargo, la cinta va tomando un, a veces algo forzado camino de cine de acción, con tiros, explosiones, bandas de todo tipo, y una tristeza vital que hace que el film deje el buen camino de la denuncia social para tornarse en mera película  casi post-apocalíptica, con todo lo malo que de ello se puede esperar.
Así, llegamos a un soso final, que deja todo abierto pero no convence en absoluto.
En definitiva, lo dicho, que decepciona y hasta pone un poquito de mal café al respetable, por su falta de valentía por dejar huella y ser menos superficial en un problema que al comienzo presenta pero luego vemos que lo toma como pretexto para lo que veremos después, cine de intriga y acción de medio pelo, pese a los considerables esfuerzos por los principales intérpretes.



Una oportunidad perdida, pero mucho me temo que consentida de antemano pues no les interesaba a los responsables del film llegar más allá.
Aunque bueno, quizás es que Cornel Wilde, que aquí no sale como actor, ha seguido al pie de la letra la novela de John Christopher en la que se basa.
¡Ah! Y casi se me olvida. Otra cosa que no me ha gustado nada es que varias veces se ve lo que va a ocurrir minutos después, dándonos pistas de lo que acontecerá. Esto, indudablemente, quita mucha, al menos, presunta, emoción al film.