jueves, febrero 23, 2017

HASTA EL ÚLTIMO HOMBRE (Hacksaw Ridge) (USA, 2016) Bélico, Religioso







Director: Mel Gibson (1234, 5)
---
Intérpretes PrincipalesAndrew Garfield (12, 3), Sam Worthington (1, 2, 3), Hugo Weaving (1, 2), Vince Vaughn (1), Teresa Palmer (1), Luke Bracey (1), Rachel Griffiths, Richard Roxburgh, Matt Nable, Nathaniel Buzolic, Ryan Corr, Goran D. Kleut, Firass Dirani, Milo Gibson, Ben O'Toole, Richard Pyros, Robert Morgan, Dennis Kreusler, Michael Sheasby, Ben Mingay, Damien Thomlinson, Nico Cortez, Darcy Bryce, Roman Guerriero.
---



ArgumentoNarra la historia de Desmond Doss, un joven médico militar que participó en la batalla de Okinawa, en el Pacífico durante la II Guerra Mundial, y se convirtió en el primer objetor de conciencia en la historia estadounidense en recibir la Medalla de Honor del Congreso.
---
Mi comentarioExcelente film eminentemente bélico pero con claro trasfondo religioso, soberbiamente dirigido por Mel Gibson, tanto en las escenas íntimas como, sobre todo, en las puramente bélicas que aunque, normal, tarden en aparecer en pantalla, luego absorbe todo el metraje, hasta llegar a causar verdadero dolor e incluso rechazo, tal es la intensidad que muestran sus magníficas escenas, con la nítida exposición de los efectos de una guerra, con el resultado en los cuerpos de los soldados que causan los estallidos de granadas, bazookas, bayonetas, lanzallamas, metralla y demás.



Unas escenas durísimas, algunas que rayan lo gore, si no fuera porque son totalmente necesarias para que el espectador vea claramente cómo son las batallas en la realidad, sus demoledores efectos, causantes de miles de muertes y heridos, muchas veces mutilados para el resto de su vida (que debería ser larga puesto que se trata de soldados, esto es, gente muy joven en su inmensa mayoría).
En el aspecto religioso, es la constante que mueve la historia y a su protagonista, no olvidemos, basada en hechos reales como podemos comprobar en los últimos minutos del film, por si pudiera haber alguna duda. Un aspecto, el de las creencias religiosas, que aunque supuestamente protegidas por Leyes Federales y Constitucionales, son a menudo, y más en ambientes castrenses, olvidados, vilipendiados, odiados e incluso perseguidos. 



Todo esto y mucho más está expuesto de forma clara por un Mel Gibson que demuestra, una vez más, su sabiduría tras las cámaras, pudiéndosele reprochar quizás, su empleo de la violencia, pero, repito, en esta historia creo que está más que justificada, aunque creo que la batalla final, magistralmente realizada, ocupa más metraje de lo que a mí particularmente me hubiera gustado. Pero eso es algo subjetivo, que no merma la intrínseca calidad del film, un film, a mi modo de ver recomendable a pesar de la dureza de sus imágenes bélicas.
Excelentes interpretaciones, con actores/actrices australianos ocupando muy importantes personajes, un Vince Vaugn en un papel no acostumbrado en él, totalmente creíble y una Teresa Palmer sencillamente preciosa.
A mi me ha gustado mucho la cinta.

¡Ah, casi se me olvida! La escenita final (antes del epílogo con los verdaderos protagonistas de la historia) es pura marca de la casa Gibson. Su héroe presentado como un Santo que se eleva hacia los cielos. ¡Con dos cojones, Mel!.

2 comentarios:

siemprefuisteunfreak dijo...

A las buenas!!
Por fin pude ver esta película que realmente marca el "regreso" definitivo tras las cámaras de un Mel Gibson defenestrado durante muchos años en Hollywood, irónicamente a causa de su radicalidad religiosa y sus comentarios poco correctos. Digo esto porque como bien dices, la película gira entorno a las creencias del protagonista como cristiano devoto, el cual se aferra a ello para protagonizar una de las hazañas más heroicas y menos conocidas que sucedieron durante la II Guerra Mundial (aunque seguro que hay muchas más..).
Para mi gusto tira demasiado de "la heroicidad, rozando a veces la incredulidad del personaje (un tópico en las películas de Gibson...) que con un enfoque un poco más "modesto" hubiese encajado mejor (y no digo que en la realidad no fuese así ni que el verdadero Doss merezca menos). Y como bien dices, al final acaba siempre recurriendo
Y en cuanto a las escenas violentas en el campo de batalla, creo que por muy explícitas que sean nunca llegaremos a percibir la realidad tan trágica que fue aquella última gran guerra ni ninguna de las otras (al menos los que no hemos participado en ninguna...).
En fin, que aunque sea una buena película, para mi gusto creo que se ha sobrevalorado. Aún así, me alegro por Gibson y su vuelta (tanto director como actor)...

Un saludo compañero!!

PD.:Menuda chapa te he colao!! Voy a hacer copy/paste y meteré una entrada en mi blog con el mismo texto...XD
PD2.: Ya tengo billete comprado para el FANT, ahora estoy en busca de choza...

Films en caja tonta dijo...

Hola, amigo, saludos y gracias por tu nueva visita.

Te espero en el FANT, por supuesto, te lo pasarás bien, no es el Festival de Sitges pero es entrañable y lleno de buena gente (bueno y un grupo de gilipollas que conozco que lo único que quieren es que haya películas cuanto más malas y peor mejor... en fin, de todo tiene que haber).

Un abrazo.


Travis/Iñaki