domingo, enero 28, 2007

VIDA ABISMAL, LA (España, 2006) Drama

Director: Ventura Pons
---
Intérpretes Principales: Óscar Jaenada, José Sospedra, Antonio Valero, Juli Mira.
---
Argumento: En el año 1972, en Valencia (España), un joven que no encuentra el futuro que desea, se dedica, de vez en cuando, a jugar a las cartas para ganar algún dinero. Es bueno, pero le falta ambición y un punto de locura para llegar a lo más alto.Un día conoce en una timba a "El Chino", otro joven que tiene como única misión en la vida, al parecer, ganar cuantas partidas de cartas se le presenten. Se trata de una persona que no conoce su límite, si lo tiene, y que no tiene miedo a la derrota.
Toma al otro joven como, además de amigo, su protegido.
Ambos vivirán experiencias al límite.
---
Mi opinión: Curiosa e interesante película del siempre inteligente y sensible Ventura Pons, que adapta estupendamente la buena novela de Ferrán Torrent.
Se narra una historia de amistad en medio de un convulso y agónico régimen político, la de finales del Franquismo, con personajes llevados al límite, unos con la esperanza, tan solo, de ganar el suficiente dinero para llevar una vida decente, basada en el trabajo, y otro, el protagonista, "El Chino", con la sola idea de vivir su vida a las cotas más extremas, sin miedo al fracaso, a la pobreza o la muerte, si llegara el caso.
Pons, a veces desde un punto de vista casi documental, otras con mucha intensidad dramática, nos lleva a un mundo nocturno donde el dinero solo es la llave para conocer el alma humana, para conocerse uno a sí mismo, para ver de lo que es capaz en la vida.
Con un desarrollo en verdad irregular, con algunos momentos faltos de emoción, pero otros llenos de fuerza que ponen los pelos como escarpias al espectador, comprobamos el devenir de dos personajes que son el reverso de una misma moneda. Tan solo les separa la mirada que tienen puesta en el futuro. Uno, con esperanza, otro, que tan sólo vive el presente, el día a día, sin preocuparse de lo que le deparará el mañana. No hay motivo para él para preocuparse, todo tiene arreglo, todo se puede solucionar.
En medio de una historia tensa, dura en el fondo, incluso bastante triste, no falta el buen humor (el capítulo de la tarta y el cura), otro de los ingredientes de la vida, que siempre está ahí, entre cualquier episodio dramático, incluso trágico.
Muy buena interpretación de Óscar Jaenada, un tanto soso, a veces, José Sospedra, buena ambientación, y una envolvente música de Carles Cases, hacen de "La vida abismal", una película que a veces se ve como algo extraño y otras logra subyugar, incluso apasionar.
Merece la pena, como todas las de Ventura Pons, un director en verdad singular, que siempre nos narra algo que tiene que ver con la naturaleza humana, aunque sea el lado más oscuro o patético.
---



Leer critica de La vida abismal en Muchocine.net