jueves, marzo 20, 2008

HOMENAJE: ANTHONY MINGHELLA: MARIDO PARA MI MUJER, UN (Mr. Wonderful) (USA, 1993) Romántico


El excelente director Anthony Minghella falleció el pasado día 18 de marzo de 2008 en Londres (UK), tras ser sometido a una operación para extirparle un tumor en el cuello. Sufrió una una gran hemorragia que acabó con su vida. Tenía tan solo 54 años.
Había nacido en la isla de Wright, Inglaterra, el 6 de enero de 1954.
Fue el director del British Film Institute desde 2003 y había comenzado a trabajar en la televisión en los años 80.
Su primer film data de 1990 y, además de sus trabajos para el cine y la televisión, en 2006 dirigió la puesta en escena de Madama Butterfly, ópera de Puccini, en el Metropolitan Opera de Nueva York.
Estaba casado con la coreógrafa Carolyn Choa, con quien tuvo dos hijos, Max y Ana. Y se da la circunstancia de que su hijo Max está rodando actualmente con el director español Alejandro Amenábar en Malta.
Descanse en paz Mr. Minghella y gracias por su no demasiado extenso trabajo para el cine, pero siempre reconfortante por su elegancia e inteligencia, amén de humanidad.

A continuación escojo, entre las cuatro películas que he visto de Anthony Minghella, "Un marido para mi mujer", que ni mucho menos es representativa de su cinematografía, pero que es quizás de las menos conocidas de su filmografía, supongo que por ese mismo motivo.
En mi página web personal Pelis Ignacio Bilbao, comento las otras tres películas vistas por mi del Sr. Minghella.
---
MARIDO PARA MI MUJER, UN (Mr. Wonderful). 1993.
---
Intérpretes Principales: Matt Dillon, Annabella Sciorra, Mary Louisse-Parker, William Hurt, Vincent D' Onofrio.
---
Argumento: Un hombre joven, divorciado de su esposa, de ascendencia italiana, tiene que pasarle de pensión a ella una gran cantidad de dinero.
Por ello, no tiene dinero para entrar junto con unos amigos, en un negocio que le reportará pingües beneficios.
Para acabar con ello decide buscarle un marido a su ex-esposa, pues si se casa de nuevo ella, no tendrá que pagar la dichosa pensión.
Empieza a buscarle citas.
---
Mi opinión: Amable, bienintencionada película, realizada con gusto por Anthony Minghella, el director que cuatro años después, ganaría el Oscar al mejor director por "El paciente inglés".
Lo que ocurre es que es una peliculilla, que se ve con una mirada dulce y complaciente, bien trabajada, con un cuidado guión... pero que no apasiona lo más mínimo.




Lo que acontece es tan trivial que no engancha en el corazón del espectador. Sólo en algunas contadas ocasiones (en diversos diálogos de la pareja protagonista) mejora notablemente la película.
Pero está bien y ya refleja el gusto por la puesta en escena, los diálogos y la buena dirección de intérpretes. Un trabajo puente hacia sus estupendos venideros trabajos cinematográficos
.
---