jueves, noviembre 20, 2008

PANDILLA DE LOS ONCE, LA (España, 1962) Comedia. Nota media de la encuesta: 4


Director: Pedro Lazaga
---
Intérpretes Principales: Tomás Blanco, Rafael Luis Calvo, Margot Cottens, Ángel de Andrés, Manolo Gómez Bur. José Isbert, Adolfo Marsillach, Juanjo Menéndez, Ismael Merlo, Manolo Morán.
---
Argumento: El jefe de una gran (por el número de sus elementos) banda de ladrones, muere en extrañas circunstancias.
La banda entera se dirige al cortejo fúnebre, pero todo está preparado para dársela con queso a la policía. En realidad, no ha muerto, sino que ha sido adormecido con una sustancia.
Al despertar, un cirujano plástico al servicio de la banda, le cambia la cara para seguir con sus "trabajos", en esta ocasión, robar mediante el método del túnel, la caja fuerte del Banco de España, en Madrid.
Como quiera que son unos inútiles, cuando están bajo tierra se dan cuenta de que se han extraviado y no tienen salida, por lo que deberán adoptar medidas drásticas al haberse quedado sin comida.
---
Mi opinión: Tediosa comedia, que solo cuenta como virtud, el tener en nómina a un grandísimo elenco interpretativo, con prácticamente los mejores comediantes del cine español de la añorada época de comienzos de los sesenta.
Ellos intentan salvar del desaguisado a una película chorra desde que comienza hasta que finaliza.
El guión es del fallecido humorista Tono, palabras muy mayores dada su gracia para narrar gráficamente acontecimientos cotidianos que requerían mucha inteligencia para salvar la censura existente. Sin embargo, en el celuloide queda como una memez de tomo y lomo, sin chispa ni gracia ninguna.
El ritmo es romo y los diálogos, de besugos.


Son entrañables sus personajes, sí, pero más que entrañables son imbéciles y como el guión hace agua por todas partes y la dirección de Pedro Lazaga es muy apagada, el resultado final es verdaderamente penoso. ¡Ojo!, vista más de cuarenta años después de su estreno, que en aquella ya muy lejana época a lo mejor hacía gracia. Pero ahora....
En fin, que salvo la pulla que le echan al Ayuntamiento de Madrid a cuenta de las obras, cuando uno de la banda les dice a los demás que comenzarán a hacer agujeros en medio de la calle, vestidos de obreros del ayuntamiento, y más tarde irán haciendo esto y aquello, ¡y poniendo farolas!....inmediatamente otro le espeta:
"- Sí, farolas, eso nunca ponen y para que la gente piense que de verdad somos del Ayuntamiento no debemos hacer lo que ellos nunca hacen".
O algo parecido, que igual no es exactamente así, dado el grado de soponcio que para entonces ya experimentaba yo viendo el "simpático" engendro este.
En definitiva, que me sabe muy mal darle leña a esta comedia plagada de extraordinarios cómico/as, pero es que es bastante mala, la verdad.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Uno de los componentes prescindibles en la lista fílmica de Lazaga, de una flojedad dialogal, argumental e incluso estética notoria e idéntica a la de sus comedias inmediatamente anteriores las que hizo para Agata Films. Lazaga dinamizó luego sus comedias surgiendo algunas delicias pero alternándolas con productos inútiles. Entre otras cosas revela un delirante desorden narrativo y también que Marsillach no era un actor adecuado para este tipo de parodias. Menudo tostonazo es esta "Pandilla de los once"...
Lux Coral

travismagee dijo...

Hola Lux,

Un poquito tarde mi contestación, la verdad, pero razón tienes en todo lo que dices.

Un cordial saludo.

Travis (Iñaki)