jueves, octubre 15, 2009

MOON (UK, 2009) Ciencia Ficción. Media: 6,95


Director: Duncan Jones
---
Intérpretes Principales:
Sam Rockwell, Kevin Spacey (voz). Matt Berry. Robin Chalk. Dominique McElligott
---
Argumento:
Moon está ambientada en un futuro no muy lejano, y nos presenta a un astronauta que se encuentra aislado en la luna durante un periodo de 3 años en una excavación minera.
Su contrato está a punto de finalizar, pero algo empieza a ir mal cuando sufre un aparentemente pequeño accidente
.
---
Mi opinión:
Interesante e inteligente film de ciencia ficción, alejado de la espectacularidad que se podría esperar de este tipo de productos, siendo intimista e interiorista en cuanto a la descripción de los sentimientos más profundos del protagonista.
Como se suele decir, la procesión va por dentro, mostrándose las dudas, vacilaciones, sueños y anhelos de un ser que ha vivido solo durante tres largos años, lejos de cualquier semejante, aunque sí le llegan imágenes de su familia y de sus jefes de vez en cuando.
Duncan Jones propone un ejercicio muy arriesgado, con sólo un actor prácticamente, que podría haber derivado en un peñazo (como dijo que es este film un "eminente" crítico de "El País"...) y sin embargo va derivando minuto a minuto en una historia que conmueve y emociona a medida que vamos descubriendo de qué va todo.




Un clímax in-crescendo, que llega a ser casi apasionante en un momento dado, resultando emotivo en su desenlace. Con todo, efectivamente la frase final pudiera dejar perplejo a más de uno/a pero es la visión del director y autor original de la historia. Nada pues que objetar.
Magnífica puesta en escena, celebrada dirección artística y soberbia interpretación de ese gran actor que es Sam Rockwell, un todo terreno que muestra con sencillez todas las gamas dramáticas de sus estados de ánimo. En cuanto a la "interpretación" de Kevin Spacey, habría que "oírla" en su versión original, pero es de suponer que secunda con brillantez a Rockwell.
Excelente banda sonora.
En suma, la reciente ganadora del Festival de Cine Internacional de Sitges (Catalunya) 2009, es brillante y supone un soplo de aire fresco al cine de la ciencia ficción "introspectiva", como lo llamaría posiblemente algún pedante
.