martes, mayo 12, 2015

HOUSE OF PINE STREET, THE (USA, 2015) Fantástico, Terror. Nota media final: 6,55




Directores: Aaron Keeling y Austin Keeling
---
Intérpretes Principales: Emily Goss, Taylor Bottles, Cathy Barnett, Jim Korinke, Natalie Pellegrini, Tisha Swart-Entwistle, Keagon Ellison, Daniel Shirley, Robert Jones, Jeannie Blau, Andy Entwistle, Cayla Kunkel, Chelby Kunkel.
---
Argumento: Embarazada de siete meses, Jennifer Branagan regresa a regañadientes a su ciudad natal en Kansas tras sufrir una inesperada crisis emocional.
Enfrentándose a su miedo a la maternidad, a una tirante relación con su marido, y a la controladora presencia de su propia madre, Jennifer lucha por recuperar las riendas de su vida. Pero cuando comienzan a suceder cosas extrañas en su nueva casa alquilada, Jennifer comienza a temerse que la casa está encantada. Nadie más parece creerlo y Jennifer se ve obligada a cuestionarse su propia cordura mientras intenta averiguar qué es lo que está contaminando la casa,….si es que hay algo
.
---
Argumento: Primer film proyectado en el FANT 2015 de Bilbao, la 21 edición del prestigioso festival internacional de cine fantástico y de terror de Bilbao, y dentro de la sesión inaugural.
Se trata del primer largometraje de los jóvenes hermanos Keeling, puro cine independiente de autor (sí de autor, o autores, ya que son dos), que toma el subgénero (sin ningún tono despectivo lo de "subgénero") "de las casas encantadas", un subgénero que no es de mi predilección precisamente, al no haber visto a lo largo de mi vida (y he visto muchas), muchas buenas cintas en este apartado. Cinco o seis buenas, diez o doce entretenidas y bastantes decepciones, la mayoría, francamente.
Pero pasando a lo que nos ocupa, mi comentario sobre "The House of Pine Street", he de decir que no me ha aburrido pese a su larga duración. Es evidente que se podría y debería haber recortado unos veinte minutos, donde casi todos los efectos especiales visuales tienen presencia destacada.
Pero hay que reconocer que no se pierde nunca el interés del argumento, manteniendo en alerta al respetable, que no es poco.
Y sucede lo (casi) inevitable, que su resolución no convence, habiendo evidentes incongruencias que no ayudan a que el espectador abandone la proyección con satisfacción. Bastantes preguntas quedan sin respuesta y, aunque en el cine no se nos debe dar todo mascado, por lo menos se espera que haya coherencia en el desarrollo de la trama, y se agradecería aún más que su finalización fuera clara, cosa que no ocurre en absoluto. Cuando se nos ha dado una convincente explicación, por debajo de las expectativas creadas, pero convincente al fin y al cabo, ete aquí que ocurre algo muy importante que trastoca todo lo planteado. Puedo entender el porqué, pero no queda bien explicado, dando al traste buenos hallazgos ocurridos minutos anteriores.
En definitiva que, por supuesto, espero y deseo que estos jóvenes cineastas consigan el éxito y reconocimiento y que este film consiga una distribución por todo el mundo, pero es indudable que tienen que mejorar. No basta conque el aspecto visual sea intachable y que las interpretaciones de las dos actrices sean excelentes, sobre todo la de Cathe Barnett en el papel de la posesiva madre, hay que intentar que el total, la película entera, no sólo diversos aspectos, sean meritorios.