miércoles, noviembre 25, 2015

ALICE, SWEET ALICE (Comunión) (Rostro de la muerte, el) (USA, 1976) Psycho Killer





Director: Alfred Sole
---
Intérpretes PrincipalesLinda Miller, Mildred Clinton, Paula E. Sheppard, Brooke Shields, Niles McMaster, Jane Lowry, Rudolph Willrich, Michael Hardstark, Alphonso DeNoble, Gary Allen, Louisa Horton, Tom Signorelli.
---



ArgumentoAlice es una extraña y problemática niña que vive con su madre y con Karen, su hermana pequeña. 
Cuando Karen muere durante su primera comunión, las sospechas recaen inmediatamente sobre Alice. Cuando la niña es acusada, su padre separado inicia una investigación en busca de la verdad, a la vez que la policía.
---
Mi opiniónExtraño, irregular y a veces fascinante film de "Psycho Killer", o "Slasher", como se llama ahora tan pedantemente.
La película resulta extraña, no porque no se entienda, que a ratos sí resulta algo farragosa, sino porque se aleja, indudablemente, de los trillados caminos que se transitan en este simpático y muchas veces vulgar ¿(sub)?género.
Tengo que reconocer que, a nivel individual, que es como considero que debo escribir mi comentario, y así lo hago, me ha resultado una sorpresa...sobre todo agradable. No por el fondo, que no puede ser más, al menos, presuntamente, morboso y siniestro, sino porque el argumento utiliza elementos no demasiado vistos en el cine yanki, como es todo lo concerniente a la iglesia Católica, con sus comuniones, remordimientos, sueños de redención, perdón, etc.



Es cierto, y esto e lo peor que se puede decir de esta amena y entretenida cinta, que es bastante irregular, sobre todo en su parte central, donde baja el ritmo, intensidad e interés. Pero no es menos cierto que toda su primera mitad está conseguida, con la presentación de los personajes, sobre todo la de las dos hermanas, madre, tía y (joven) sacerdode de la Parroquia. En lo concerniente a la propia investigación policial tiene de todo, pero sí que no está bien narrada, tienes situaciones un tanto estrambóticas, sin estar bien descritas, como dejadas de la mano de Dios (nunca mejor dicho siendo el trasfondo religioso católico...).
Pero en líneas generales creo que merece la pena su visión pues no engaña a nadie y ofrece cosas que no deben caer en saco roto.